Compartir
Publicidad
Publicidad

Jens Weidmann nos recuerda por qué nos ha ido mal

Jens Weidmann nos recuerda por qué nos ha ido mal
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez más, en su reciente paso por Madrid, el presidente del Bundesbank, el banco central alemán, Dr. Jens Weidmann, nos trae su análisis de las causas de la crisis y lo que se puede hacer que sea efectivo para salir de ella.

Para que no hay duda, Dr. Wiedmann no critica al fracaso del sistema capitalista como causante de la crisis y no propone inyecciones de liquidez por parte del Banco Central Europeo (BCE) como la mejor forma de devolvernos a la senda de crecimiento. Tampoco culpa a la canciller alemán, Angela Merkel, por no haber rescatado a los países europeos con dinero alemán.

Dr. Weidmann nos recuerda de las cosas que se hicieron mal antes de que estalló la crisis, cosas hechas mal que resultaron que los países que menos hicieron los deberes fueron los que más sufrieron con el estallido de la crisis.

Nos recuerda que entre 2003 y 2007, cuando Alemania incumplía con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que empezó a funcionar en 1997 y que fue una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del Euro se consideraba y como le llamó la revista el Economista: "the sick man of Europe" (el hombre enfermo de Europa). Posteriormente introdujeron reformas como políticas salariales moderadas, una mayor flexibilidad en las condiciones de política salarial y las decisiones empresariales acordes.

En otros países europeos, destaca que, durante los muchos años posteriores a la introducción del Euro, el tan criticado Euro, se disfrutaba de una moneda estable y unos niveles de inflación alrededor del 2% (que a algunos todavía nos parece demasiado alto).

No obstante, en España, sufriendo altos niveles de desempleo, es verdad mucho más bajos que lo que se sufre ahora, sin apenas reestructurar se vieron incrementos en los costes laborales del 3% por año, comparado con el -0,1% visto en Alemania. Estos efectos llevaron a la pérdida de competitividad española versus Alemania, entre 1999 y 2007, en un 15%.

Las vulnerabilidades subyacentes se vieron con el estallido de la crisis, con el consecuente crecimiento en la desconfianza por parte de los mercados financieros y todos otros, incluyendo los consumidores, las empresas y los inversores en general.

Luego Dr. Weidmann habla del problema de la estructura del Euro y destaca que incentiva los déficits públicos y los altos niveles de deuda estatal, ya que parte de la irresponsabilidad fiscal se transfiere a otros a través de la transmisión a Europa. Por ejemplo, aumenta la presión hacia:

  • el rescate fiscal
  • la más abierta política monetaria
  • aumenta los niveles de intereses para todos

Aunque ahora es considerado el país fuerte de Europa, nos recuerda que Alemania todavía tiene retos y consecuentes deberes cara al futuro y destaca los siguientes:

  • una fuerza laboral en rápida disminución provocada por las tendencias demográficas
  • el aumento de la competencia a causa de la globalización
  • particularmente relevante para una economía que tiene éxito en la alta tecnología en lugar de en la tecnología más avanzada
  • los cambios en los mercados de la energía y el mix energético políticamente favorecidos
  • los altos niveles de deuda pública

Todos deberíamos ver la necesidad de continuar con los deberes cuando las cosas van bien. Lástima que España no siguió ese camino e hizo los deberes cuando todavía estábamos en boom económico. La crisis hubiera sido menos dolorosa.

En El Blog Salmón | Qué hay que hacer, según Jens Weidmann y El presidente del Bundesbank sólo ante el peligro batallando contra soluciones inadecuadas
Imagen | Bundesbank

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos