Compartir
Publicidad

La minoría perjudica a la mayoría en Europa también

La minoría perjudica a la mayoría en Europa también
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos hablado varias veces del perjuicio sufrido por los accionistas de una empresa cuando un grupo decide controlar la empresa para sus intereses y, para ello, compra una participación minoritaria que les permite hacer su influencia valer. Estos intereses particulares muchas veces no concuerdan con los intereses de la mayoría de los accionistas.

En España estas maniobras financieras de poder las hemos visto recientemente, por ejemplo, en los casos de la participación de ACS en Unión FENOSA, de Acciona en Endesa, de un grupo de inversores en Repsol, lo que intentaron hacer los contrincantes con Metrovacesa y lo que ha hecho La Caixa con sus participaciones desde siempre.

Esto no sólo pasa en España.

En Alemania , Porsche acaba de incrementar su participación en Volkswagen otra vez, hasta llegar a 29,9%, nivel importante pero no para forzarles a hacer una oferta pública de adquisición (OPA) por toda la empresa, y ahora está haciendo valer su participación para cumplir sus intereses. Esta influencia será cada vez más fácil, ya que el accionista principal de Porsche, Ferdinand Piëch, ya es Presidente de Volkswagen y, además, acaban de nombrar su hombre como Consejero Delegado. Como en Volkswagen también está presente el gobierno regional como accionista minoritario influyente, puede que, en este caso, Porsche tenga que comprar la totalidad de Volkswagen para completar su proyecto de control.

Hace unos días en Suecia, la familia Wallenberg ha decidido que no quiere ver a Scania, el fabricante sueco de camiones y autobuses, caer en manos de la empresa alemana, MAN, que ha propuesto una compra. Por lo menos, no quisieron que esta operación salga adelante sin tener ellos el mando de la operación, algo que esa familia acostumbra en el mercado Sueco. Pero con su 30,6% de las acciones con voto, conseguirán lo que quieren y, además, con el visto bueno de las autoridades locales.

En Italia los que actualmente controlan la empresa telefónica, Telecom Italia, tienen el 18% y, con esto, se llevaron el control también.

También en Reino Unido se ve a los grandes hacer sus caprichos valer. Cuando hace poco la empresa de televisión ITV empezó a estar en el punto de mira de los capital privado, los todopoderosos, y de alguna otra empresa, como NTL y RTL, a algunos no les gustó. BSkyB, la empresa británica de televisión por satélite, decidió que esta operación no entraba dentro de sus intereses esta clase de operación y entró en el mercado y compró 17,9%, con la intención declarada de entorpecer cualquier OPA. Por supuesto, este porcentaje está por debajo del que fuerza un OPA por parte de BSkyB. No importa los intereses de los otros accionistas, es decir, los que tienen el 82,1% de ITV.

El propietario de BSkyB, Rupert Murdoch, ha seguido esta estrategia variasa veces, controlando participaciones minoritarias, incluyendo el 31% y control que tiene en BSkyB, el 38% y control que tiene en la empresa estadounidense de televisión por satélite, DirectTV, y su participación del 29% que tiene en su matriz, News Corporation que, en su momento, como empresa familiar que parece que es, pasará al control a uno de sus hijos.

Los grandes hacen y controlan lo que quieren y ¡no necesitan más que una minoría para asegurarlo y los pequeños se quedan sin OPA!

En El Blog Salmón | Florentino Pérez ha encontrado sinónimo de control y Artículos sobre Control

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos