Compartir
Publicidad

Las idas y vueltas del IVA cultural

Las idas y vueltas del IVA cultural
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Gobierno parece que quiere ir a las elecciones diciendo que ha bajado el IVA cultural. Pero no es cierto. O quizá sí. Y puede que esté bien. O no. Las cosas no siempre son simples y es necesario hacer un pequeño repaso a la historia reciente, a los desencuentros entre el Gobierno y la industrial cultural y la gran presión que ha ejercido esta última para lograr algo que parece que pronto se va a producir.

Pero hay que empezar por algún sitio, y ya que remontarnos al "No a la Guerra" de 2003, que fijó los primeros choques entre la industria cultural y el PP es algo excesivo, empezemos por julio de 2012.

La subida de IVA del PP

En julio de 2012 el PP, en el Gobierno, hizo una subida de IVA. Esta subida afectaba a los tipos reducido (del 8% al 10%) y del general (del 18% al 21%). El tipo superreducido se quedaba en el 4%. A pesar de haber sido muy críticos con la subida del IVA de la época de Zapatero (subió el reducido del 7 % al 8% y el general del 16% al 18%) el PP volvió a caer en la misma: hay que tocar los impuestos para reducir el déficit.

El problema es que en esta subida algunos productos y servicios pasaron del tipo reducido al general. Entre ellos los productos culturales como por ejemplo el cine, los conciertos, la música... sólo libros, periódicos y revistas se quedaron en el 4% (pero las versiones impresas, las digitales se quedan en el 21%). Y las críticas no se hicieron esperar.

La industria cultural se rebela

Ante esta subida la industria cultural se rebela. Asocia caídas de las ventas a la subida del IVA (lo cual es cierto, la demanda es elástica) pero sin hacer autocrítica de la calidad de los productos o de la propia crisis que afecta a las ventas de todos los sectores, incluido el cultural.

Prácticamente todos hemos oido críticas a esta subida del IVA, mientras que prácticamente todos los sectores han visto como les aumentaba el IVA en unos años desde el 16% al 21%. La industria cultural tenía una excepción, un IVA en el 7%, y ha dejado de tenerla en estos años.

¿Era dicha excepción razonable? Es muy posible. Casi todos los países europeos tienen un IVA cultural reducido y no general. La cultura es algo que hay que apoyar y una forma de hacerlo es tener un IVA más bajo, para estimular su consumo. Pero esto genera también controversias: ¿es cualquier película, por ejemplo, un producto cultural? Las rentas altas consumen más productos culturales, ¿estamos subvencionando a las rentas altas, estamos haciendo del IVA un impuesto regresivo por poner un tipo reducido a los productos culturales?

Hemos oido en estos años verdaderas barbaridades, como que se ponía el IVA de lujo a la cultura. No, señores, se ponía el IVA general, no existe el IVA de lujo. Y por otro lado teníamos al Gobierno que en lugar de hacer una reclasificación completa de los productos y servicios a los que se aplica un tipo de IVA u otro (pues lo necesitamos, la mayoría de las veces en lugar de hacer el impuesto progresivo lo hacemos regresivo) lo que hace es consumar una vendetta frente a un sector que ha sido muy crítico con su partido.

Al final el Gobierno cede... y lo vende como una bajada

Las elecciones se acercan y el sector cultural ha hecho mucho ruido. Mucho más que los fabricantes de cualquier otro producto al que se le aplica el IVA general. Y el Gobierno está a punto de , según informan desde medios afines al Gobierno, bajar el IVA de los productos culturales del tipo general al reducido.

El Gobierno ya tiene preparado su discurso: bajamos el IVA cultural del 21% al 10%. Lo cierto es que no, lo han subido del 8% al 10% con dos años y pico al 21%. Y para los que critiquen esto dirán que era imprescindible esta subida para compensar el presupuesto, cuando lo cierto es que calculan que la medida tendrá un impacto de 200 millones de euros que da risa en unos presupuesto en que cada punto del déficit son 10.000 millones de euros.

Claramente esta es la historia de una vendetta y de un lobby muy potente que logra una rectificación en toda regla. Cada uno lo venderá a su manera y como no, nos quedamos en la superficie del asunto. Necesitamos una reclasificación general de los tipos impositivos de IVA, muchas de las excepciones son regresivas, pero lo único que veremos es el resultado de una guerra en la que todos querrán aparecer como vencedores.

En El Blog Salmón | ¿El cine subvenciona al Estado por la subida del IVA? No, el cine sigue siendo un sector subvencionado, IVA reducido del 8% al 10%. ¿En qué me afecta?

Imagen | CulturaGovBr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio