Compartir
Publicidad

Lo que falta en el programa económico de Podemos

Lo que falta en el programa económico de Podemos
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podemos ha presentado el programa económico. Tras el poco realismo del programa económico presentado a las elecciones europeas, se ha presentado un programa económico elaborado por Vicenç Navarro y Juan Torres López. Este programa básicamente pretende ofrecer unas medidas más concretas y más factibles que lo presentado a las elecciones europeas.

Hemos hablado a favor y en contra del mismo en estas páginas, en contra del derecho a crédito, a favor del ciertas medidas. Pero creo que no hemos hablado sobre lo que falta en el mismo. En mi opinión tienen carencias graves, se trata de un programa que no acabará con la crisis económica y de productividad que tiene España. Pero entremos uno a uno.

Reformas de productividad

Hace tiempo escribí la diferencia fundamental entre la gestión a la española y la gestión a la inglesa. La diferencia entre ambas es que la española piensa que las cosas son las que son y se puede sacar lo que se saca, dado el pasado colonizador. En cambio en la inglesa al tener un pasado de revolución industrial se da por supuesto que se puede mejorar lo que se produce mediante instituciones y tecnología mejores. Bien, me parece que en el programa de Podemos siguen con la mentalidad previa a la revolución industrial.

Se afirma por parte del programa que el establecimiento de una jornada laboral de 35 horas y la finanlización de los incentidvos a las horas extraordinarias supondrían el incremento de la productividad. ¿Pueden explicar que incentivos? De hecho están limitadas en muchas profesiones. Existen trabajos en los que hay más productividad con 50 horas y otras en las que hay más con 30, ¿seguro que la productividad mejora con 35? Lo dudo.

Pero no existe ningún otro punto que se refiera a la productividad. Se menciona la reducción de los costes energéticos y financieros a las empresas productivas, como si la energía y las finanzas no produjeran nada. Pero no veo la independencia real de la Comisión Nacional de la Competencia, que es lo que verdaderamente reduciría los costes energéticos y de telecomunicaciones, que si lastran la productividad.

Situaciones como leyes para ayudar a un sector u otro, subvenciones arbitrarias a ciertos productos (por ejemplo los floristas), no son sino el resultado de unas malas políticas de competencia y cesión a los lobbies que consiguen situarse mejor o peor ante el partido político de turno (y no, no creo que Podemos vaya a ser diferente). Esto se debe hacer con un sistema que garantice la competencia y que fiscalmente sea neutral (creando la menor cantidad de interferencias). No veo que se busque la mejora de la productividad en el programa.

Tampoco veo sugerencia alguna para reducir la burocracia que ahoga la economía, algo que hemos mencionado repetidas veces. De hecho me temo que se espera en un mayor incremento de la burocracia.

Reforma educativa y universitaria

El otro gran paso que hecho de menos es una reforma universitaria que ponga nuestro sistema educativo desde la educación primaria a la universitaria entre los mejores del mundo. Los resultados de PISA muestran que nuestro sistema educativo primario y secundario dejan mucho que desear. Especialmente en algunas regiones, ya que existen fuertes diferencias regionales, aún así las mejores regiones no tienen grandes resultados en PISA.

Pero la reforma universitaria es algo muy necesario también. No puede ser que no tengamos ni una universidad española entre las cien mejores del mundo. Es cierto que si miramos en algunas áreas existen algunos departamentos capaces de destacar a nivel mundial, pero en general la universidad española es extraordinariamente mediocre.

Me hace gracia que el argumento contrario que se da es que los ingenieros españoles son contratados por empresas extranjeras, como si los ingenieros hindúes, marroquíes o argentinos no lo fueran. Pero curiosamente de las mejores universidades de los rankings vienen las investigaciones más novedosas y las empresas tecnológicas que más cambian el sector. ¿Cuántos Googles, Microsofts, Apples, Intels, Teslas, Skypes o similares han salido de universidades españolas?

Curiosamente los dirigentes y los firmantes del programa de Podemos no vienen de los profesores universitarios que quieren cambiar el sistema, sino de aquellos más inmovilistas que han medrado en las malas prácticas universitarias españolas. Normal que no lo hayan querido cambiar.

La profesionalización

Veo mucho “control ciudadano”, mucho “control democrático” en el programa. No es que esté en contra del incremento de la democracia, pero creo que en este momento es más importante la profesionalización del control y de las actividades que de otra cosa.

Si nos fijamos en las cajas de ahorro, las que han sobrevivido son o las más pequeñas o las más profesionalizadas. Y es que existe una falta de profesionalización que ha sido sustituida con nepotísmo y politización con la excusa de la “democratización” bastante preocupante. No me importa que mi alcalde sea de derechas, o de izquierdas, em importan las calles limpias y la recolección de basura. No me importa que el jefe de la policía esté a favor o en contra del aborto, me importa que evite la criminalidad. Hemos sustituido a profesionales por políticos, algo que nos ha costado mucho. En este programa echo en falta la profesionalización de muchos aspectos de nuestra economía.

Afirman en GurusBlog que la política económica es más un arte que una ciencia, algo de lo que disiento. Existen muchas políticas que se han puesto en práctica en múltiples lugares y que han funcionado. Existen múltiples estudios sobre que es lo que funciona y lo que no. No hace falta inventar e innovar mucho en un programa económico, se puede copiar y adaptar lo que ha funcionado en otros lugares, algo que funciona si dejamos de mirarnos el ombligo.

El programa económico de Podemos ha mejorado, aunque le falta concrección y mejorar apsectos de nuestra economía que a gritos piden ayuda. Pero ni me parece el peor programa ni me parece que tenga menos sentido que algunas cosas que hemos visto en la práctica de la última década en España, que no es poco.

En El Blog Salmón | Podemos vs Partido Liberal: dos formas antagónicas de ver la economía Más información | Programa Económico de Podemos (PDF)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio