Compartir
Publicidad
Publicidad

Londres se consolida como la ciudad europea más cosmopolita en los negocios

Londres se consolida como la ciudad europea más cosmopolita en los negocios
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Londres tradicionalmente ha sido ‘la gran urbe de los negocios’, cuestión que se ha acentuado en los últimos meses con ciertos movimientos corporativos que han llevado a un gran número de extranjeros a ocupar puestos de mucha responsabilidad en las cúpulas directivas de las mayores empresas británicas.

Los ejemplos más sonados son los de Bob Dudley (British Petroleum), Bob Diamond (Barclays), y António Horta-Osorio (Lloyds), entre otros. Según palabras de la consultora de recursos humanos, Rober Half International:


El 41% de los consejeros delegados de las firmas del FTSE 100 (índice de los cien principales valores de la Bolsa de Londres) son extranjeros, según datos de marzo de 2010. Los últimos nombramientos habrían elevado ese porcentaje hasta casi la mitad.

La principal diferencia entre el Reino Unido y el resto de la Unión Europea es la configuración de su mercado de trabajo, el modelo angolosajón es un modelo mucho más flexible, y por ende, más competitivo. Lo que le lleva en la práctica a una gran rotación de los puestos de trabajo y a abrir más su mercado de trabajo al exterior.

Por ejemplo, si comparamos el mercado laboral británico con el español, apreciamos grandes diferencias, que entre las cuales se encuentran:

  • La cúpula directiva en las empresas españolas se afana en perdurar en el tiempo la gestión empresarial ‘made in Spain’, por contra el Reino Unido mantiene unos comités de dirección más abiertos, básicamente por una cuestión cultural, al ser más favorables a los intercambios comerciales y en la adopción de nuevas prácticas empresariales extranjeras
  • El trabajador español (o europeo) es menos proactivo al cambio, mientras que el anglosajón es más flexible tanto en cuanto que prefiere una menor protección gubernamental a cambio de una mayor libertad empresarial

Insisto, en que no todos los trabajadores ni todas las empresas son iguales, ni coexisten en circunstancias similares siempre, pero la explicación a muchas de las diferencias empresariales y de gestión actuales, radican en cuestiones culturales. Diferencias que con el paso del tiempo se trasladan a los comités de dirección de las empresas privadas, que en última instancia, son quienes dirigen con sus decisiones los derroteros presentes y futuros de las economías en las que sus respectivas organizaciones realizan sus actividades.

Vía | Expansión
En El Blog Salmón | La ciudad más rápida para salir de la crisis
Imagen | e01

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos