Compartir
Publicidad

Los países europeos hablan de deuda, a ver si cumplen

Los países europeos hablan de deuda, a ver si cumplen
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como se ha hablado en estas páginas, parece que las próximas reuniones de la G20, previstas para el 11 y 12 de noviembre de 2010, en la República de Corea, van a ser para hablar de la deuda de los Estados, impulsado por la propuesta común de la Unión Europea. Con tanto hablar de estas ‘nuevas’ propuestas de deuda parece que se ha olvidado de la “guerra de divisas” que tanto ha preocupado a algunos, incluso en estas páginas, aunque era mucho ruido y pocas nueces para otros de nosotros. Supongo que no habrá hueco en la Agenda de la G20, con tanto hablar de las supuestas nuevas propuestas de la deuda y, por lo que nos dice Marco Antonio, parece que también hablarán de nuevos controles sobre los movimientos capital.

Con todo esto, no hay que olvidar que los países europeos también están queriendo trabajar más juntos en ampliar los poderes de la Comisión Europea (CE) para asegurar que las políticas económicas de los países sean adecuadas para cumplir con los objetivos macroeconómicos que los países miembros se han fijado.

Parte de los problemas futuros que los países fuertes quieren evitar son los altos y crecientes déficits publicos y los altos y crecientes niveles de deuda de los países que pueden amenazar con la vuelta de problemas agudos como los de Grecia, que forzaron a los países a anunciar apoyos urgentes frente a su falta inminente de liquidez.

Como vemos en el gráfico, muchos países están por encima de los niveles aceptables fijados hace años en el Tratado de Maastrich y confirmado en el Tratado de Lisboa, algunos países están bastante por encima. Con este nuevo afán de volver al rigor en términos de deuda, ya era hora, estas cifras nos demuestra el mucho trabajo que varios países todavía tienen que hacer para que sus cuentas públicas se estabilicen y que vuelvan al camino de establecer su deuda pública en dirección descendiente.

Mucho antes de que nos vino la crisis, en pleno boom, recuerdo criticar en estas páginas la falta de cumplimiento de las reglas fiscales que acordaron en Maastrich y en Lisboa. ¿Alguien recuerda cuando los países tenían la obligación de mantener sus déficits públicos por debajo del 3% de su producto interior bruto (PIB) y su deuda pública por debajo del 60% del PIB?

Cuando la CE intentó reprender a los países que incumplian con estas limitaciones acordadas, incumplidores liderados por Alemania y Francia, los países criticaban e ignoraban a la CE a la vez. Ahora están hablando de dar a la CE más poderes para mantener a los países en orden.

No va a ser fácil para algunos países volver al camino sostenible y quizás por eso algunos están hablando de modificar los tratados. Cuando llegue el momento de sancionar a los incumplidores, ya se encontrará fórmulas para seguir el camino de siempre, el de no hacer nada de nada.

En El Blog Salmón | La nueva propuesta de Alemania y Francia no es tan nueva, Eje franco-alemán prepara ofensiva contra la deuda en cita de Seúl y Merkel y Sarkozy obligan al resto de países de la unión a ser más austeros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos