Compartir
Publicidad

No toda la deuda es mala

No toda la deuda es mala
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi a diario están saliendo estadísticas sobre el creciente endeudamiento de los hogares españoles y de que un porcentaje alto de familias lo tienen difícil de llegar al fin de mes. Relacionado con esto, se habla mucho de los crecimientos en los niveles de hipotecas y del aumento de la renta familiar destinado a cubrir la hipoteca que estas subidas suponen.

Normalmente cuando se habla de deuda, tanto de los hogares como de las empresas, es en términos negativos con el objetivo de mantenerla a niveles lo más bajos posible. Pero ¿no nos parece extraño este punto de vista cuando los grupos con más deuda de todos, los bancos, son los que mejores rentabilidades generan para sus accionistas? Los grandes de capital privado, los todopoderosos, lo primero que hacen cuando compran un empresa es reestructurar la capitalización de la empresa comprada, minimizando el capital, maximizando la deuda posible y vendiendo activos y negocios fuera del principal, además de incrementar sus inversiones. Así consiguen sus rentabilidades objetivo que son múltiples de los conseguido en bolsa.

No toda la deuda es igual y hay que diferenciar la que se utiliza para financiar el consumo diario y el despilfarro y la deuda que se acumula para incrementar la inversión.

La deuda del hogar que se utiliza para invertir en inmuebles puede beneficiar a la familia que lo hace, y no nos olvidemos que comprar una casa es una inversión en el sector inmobiliario. El pago del préstamo está creando un aumento en la riqueza familiar y si el valor de la piso sube, como ha estado haciendo, la riqueza familiar incrementa incluso más. Para la gran mayoría de las familias españolas, es el único ahorro que hacen a nivel mensual.

Por supuesto que es importante que las hipotecas no superen la capacidad de la familia de financiarlo y hay que tener cuidado con el desarrollo de los precios de las casas. Por ahora, aunque los precios pueden bajar, como se ha visto en algunos países, el frenazo inmobiliario que se está viendo es el freno del incremento.

Deuda para financiar el consumo y las compras ociosas son más difíciles de justificar en situaciones de ´no poder llegar al fin del mes´ pero otras deudas pueden ser beneficiosas para las familias y para el país.

Vía | Libertad Digital y Libertad Digital En El Blog Salmón | ¿Y si no pago la hipoteca?, Madrid, la quinta ciudad europea con alquileres más caros y Los números salen para los capital privado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos