Compartir
Publicidad

Paralelas de renta a empleadas del hogar: entre los despistes y mala fe de Hacienda

Paralelas de renta a empleadas del hogar: entre los despistes y mala fe de Hacienda
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hacienda ha mandado miles de paralelas de renta a empleados del régimen del hogar que no han declarado los rendimientos obtenidos por su trabajo. Vaya por delante que la obligación de declarar absolutamente todos los ingresos que tengamos es del propio contribuyente pero en este caso, Hacienda está actuando con cierta mala fe al obviar del borrador de la declaración información muy relevante.

El problema base para que estos ingresos no aparezcan directamente en el borrador de la declaración de la renta o en los datos fiscales tiene su origen en el hecho de que el empleador que contrata al empleado de hogar no tiene la consideración de empresario, por tanto no está obligado a practicar retención alguna sobre los pagos que realiza a la empleada de hogar ni a notificar vía 190 que tiene trabajadores a cargo. Pero Hacienda, si sabe a la hora de emitir el borrador el importe de las cotizaciones que tiene a la Seguridad Social en Hacienda, así como de los meses que ha estado cotizando. La "mala fe" de Hacienda está en el propio hecho de no incluir en la emisión de los datos fiscales de los empleados de hogar, el importe de estas cotizaciones y de avisar claramente de que se tienen que incluir estos ingresos.

Por ejemplo, cualquiera que cotice en autónomos, puede ver cómo aparece el importe de sus cotizaciones anuales en sus datos fiscales, al igual que se avisa claramente que se tienen que incluir todos los ingresos y gastos. Por contra, en los datos fiscales de los empleados de hogar, esta información no aparece y tampoco se menciona por ninguna parte que existen ingresos del trabajo no contemplados en los datos fiscales.

Hacienda gana la partida por jugada doble, porque en la mayoría de los casos, los empleados de hogar han optado por declaración conjunta (perjudicial en la mayoría de los casos si ambos tienen ingresos) o incluso por no realizar la declaración, han consignado nóminas a tanto alzado y los perjuicios económicos en revisión por una declaración de la renta son bastantes peores que el propio hecho de haber declarado en su momento desde el momento que se sanciona la omisión de estos ingresos y se pueden liquidar intereses de demora.

Está claro que el borrador es una mera ayuda para realizar la declaración pero Hacienda debe comenzar a tomar nota y a suministrar toda la información relevante en los borradores de IRPF o datos fiscales, porque estas omisiones, sólo consiguen perjudicar a colectivos bastante desfavorecidos.

En El Blog Salmón | ¿Cómo se calcula la declaración de la renta o IRPF?, Modificaciones futuras para el régimen de empleados de hogar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio