Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué la modificación del límite de velocidad es ineficiente en el ahorro de petróleo?

¿Por qué la modificación del límite de velocidad es ineficiente en el ahorro de petróleo?
Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Mucho se ha escrito este fin de semana desde que el Viceprimero Rubalcaba improvisara anunciara la modificación del límite máximo de las autovías españolas de los 120 km/hora a los 110 km/hora. Respecto a los apectos técnicos y de conducción, en Motorpasión han tenido un amplio debate sobre si realmente se gasta menos gasolina a 120 km/h que a 110 km/h dado que el consumo está más ligado a la potencia y uso del motor que a la propia velocidad.

Sin entrar en el debate técnico, quiero revisar los datos de consumo de gasolinas, su distribución y los efectos de dicho consumo sobre el total de kilómetros que se realizan normalmente. Pero es de cajón que el dato de ahorro del Ejecutivo, parte de medias erróneas tal y como vamos a ver.

Según Rubalcaba, la medida va orientada al ahorro privado de la siguiente manera:

“Lo hacemos para ahorrar petróleo, un 15% en gasolina y 11% en gasóleo”
Si realmente, estos porcentajes de ahorro fuesen ciertos, realmente estamos creando déficit, en una cuantía aproximada de 900 millones de euros por la pérdida recaudatoria de los impuestos sobre hidrocarburos e IVA. Por tanto, una medida que a priori es buena para la economía doméstica, necesitará ser reconducida a las arcas públicas por otras vías.

No obstante, estas cifras serían correctas si el precio del petróleo se mantuviera en niveles similares a los actuales o por debajo de los 100 dólares/barril. A mayor precio del petróleo, mayor recaudación, pero ¿hasta qué límite puede tolerar la economía doméstica gasolina a 2, 3 o 4 euros/litro? Es lógico pensar por tanto, que el Ejecutivo baraja entre sus previsiones un aumento del precio de las gasolinas en torno al 15% y que se situará su precio en torno a 1,5 euros/ litro en los próximos meses, si no quiere perder esta recaudación inicial por los impuestos asociados a los hidrocarburos.


Tal y como podemos apreciar en el cuadro superior (click para ampliar), el consumo de gasolinas presenta una alta correlación con el PIB también, además de la propia composición del parque de vehículos en circulación, por lo que la verdadera caída de los consumos de gasolina se relaciona directamente con la menor actividad económica. Para el año 2010, a noviembre cerrado la recaudación de hidrocarburos ronda los 9.000 millones de euros, con consumos similares al 2009.

Ahora bien, respecto los porcentajes de ahorro estimados, podemos decir que se basan en un cálculo de ahorro con un ajuste de buen cubero, como se dice por mi tierra. Para ahorrar esta cantidad de petróleo, se está suponiendo que los vehículos circulan siempre por autovías, se está despreciando el desplazamiento urbano y no se tiene en cuenta el resto de redes viarias que no permiten los 120 km/hora.

Véase sin ir más lejos, el detalle de kilómetros de cada tipología de vía en este post. Sobre 165.000 kilómetros de vías construidas, sólo unos 15.000 kilómetros son autovías. Las carreteras nacionales rara vez permiten una velocidad superior a los 100 km/hora y por supuesto, en la circulación urbana, este límite queda rebajado a 50 km/hora o incluso mucho menos en la mayoría de poblaciones.

En esta tesitura, el ahorro que se supone no es ni bueno ni malo, es imposible y simplemente persigue un desplazamiento de la atención a otros focos y por supuesto un buen aumento de la recaudación por multas por exceso de velocidad en muchos tramos. A efectos de los conductores, cada uno seguirá haciendo lo que le plazca. Todos vemos a diario cómo hay conductores que van a 140 km/hora por autovía y otros a 100 km/hora.

En El Blog Salmón | Papá Estado tampoco nos deja correr
Imagen | Taunting Panda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos