Compartir
Publicidad

Reactivación laboral

Reactivación laboral
41 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos momentos de destrucción de empleo un grupo de investigadores económicos han planteado una reforma laboral en España a la que se han adherido hasta cien economistas académicos. Es por tanto una propuesta que, aunque sea discutible, como todo, es muy seria. De hecho este fin de semana ha sido publicada por algunos periódicos en su edición económica dominical.

La propuesta se basa en cuatro pilares: la primera, simplificar los modelos de contratación en España, con una rebaja de las indemnizaciones por despido; la segunda, aumentar la protección social a los desempleados, pero haciéndola decreciente, para estimular la búsqueda de empleo; la tercera, modernizar la negociación colectiva; y la cuarta, mejorar la formación y reinserción laboral de los parados. Esto que he resumido en unas líneas está mucho más extensamente explicado en el documento que han presentado.

Es un plan integral y por tanto serio. Y todas las medidas tienen su polémica. La primera porque se rebaja la protección de los trabajadores, ya que se rebaja la barrera que tienen las empresas para despedir a sus empleados. La segunda porque podría conllevar un mayor gasto público en subsidios justo en una época en la que estos gastos están disparados y cuando el Estado tiene menos recursos. La tercera porque limita el poder de los sindicatos y podría dar mucho poder sobre sus trabajadores a algunas empresas. Y la última porque implica un mayor gasto en estas partidas y además deja la vía abierta a la privatización de las oficinas de búsqueda de empleo.

Por si solas, estas medidas no me parecen que solucionen nada. Pero en su conjunto me parecen que proponen una solución muy potente. Iríamos, en definitiva, al modelo danés de la flexiguridad. Es decir, los empresarios podrían despedir más fácilmente que ahora, sin necesidad de tener trabajadores temporales haciendo fraude de ley. Pero si un trabajador es despedido, tendría una verdadera ayuda, tanto económica como de formación y colocación, para buscar empleo. Es un modelo que en Dinamarca funciona muy bien, no en vano tienen una tasa de paro muy baja a pesar de estar sufriendo también la crisis.

La duda que surge es si nuestro modelo productivo está a la altura. Es decir, hemos vivido una destrucción de empleo elevadísima y esto ha sido porque a los trabajadores temporales era muy barato despedirles. Y había muchos trabajadores temporales. ¿Realmente necesitan los empresarios más fácilidad para el despido? ¿Eso generaría confianza y más contrataciones? Legalmente sería un alivio, ya que no habría que estar renovando los temporales y dejarían de estar en una zona incómoda, pero eso no crearía empleo. Nuestro modelo era muy poco productivo y ante una crisis reduce mucho el empleo.

Vía | Crisis 09
En El Blog Salmón | Flexiguridad: el nuevo concepto laboral
Foto | Mr. Kris

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio