Compartir
Publicidad

Strauss-Kahn: cumple con sus objetivos antes de marcharse

Compartir

Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


El otro día, mi compañero, Marco Antonio, nos habló de la última del Fondo Monetario Internacional (FMI) de mano de su Director General, Dominique Strauss-Kahn, con el título El FMI se resigna a los controles de capital y acepta la “Tasa Tobin”. Que Dominique Strauss-Kahn, quiera domar lo que denomina el todo vale en los mercados financieros internacionales, característico de lo que los franceses llaman el sistema anglo-sajón, no debe sorprender a nadie.

Donde diferimos Marco Antonio y yo es en la supuesta resignación de Strauss-Kahn, ya que el debate del modelo anglosajón contra la Europa supuestamente social, impulsado por los políticos franceses, la hemos visto desde hace tiempo. A los políticos franceses nunca les ha gustado el sistema de los mercados internacionales donde no mandan ellos y por eso han estado presionando hace años para cambiarlo, y siguen con sus presiones.

Una parte importante de su estrategia de cambiar el sistema capitalista internacional a su sistema preferido, donde mandan los políticos y los funcionarios encerrados en sus despachos, es colocar a su gente en los puestos decisivos de las organizaciones internacionales. La presidencia del Banco Mundial no lo tienen disponible, ya que este puesto lo controlan los estadounidenses, pero colocaron a uno de los suyos como Director General del FMI, el susodicho y colocaron a uno de los suyos como Presidente del Banco Central Europeo, después de ejercer bastante presión para quitar al anterior Presidente. Sin hablar del Presidente de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que sigue negociando la Ronda de Doha que se inició en Doha, Qatar, en 2001 y, diez años después, nada de nada. Normal ya que, para llegar a un acuerdo, los países ricos tendrían que hacer concesiones difíciles y los franceses suelen ser líderes en no tomar decisiones económicas difíciles.

Ahora el amigo Strauss-Kahn está maniobrando para ser nombrado candidato socialista para las próximas elecciones presidenciales en su país y, antes de que se marche, quiere que las cosas en el FMI estén a su gusto. Nada nuevo, el keynesiano en el FMI pronto se va y quiere consolidar las políticas keynesianas en el FMI cara al futuro.

En El Blog Salmón | El FMI se resigna a los controles de capital y acepta la “Tasa Tobin” y Strauss-Kahn: “Las políticas liberales de los últimos 30 años merecen una revisión”

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio