Compartir
Publicidad
Publicidad

Volatilidad financiera y bancos zombi

Volatilidad financiera y bancos zombi
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La volatilidad financiera se ha adueñado de la escena tomando el sinuoso control de los mercados e inyectando aún más complejidades a las ya existentes. Tras las pérdidas de Bank of America, Citigroup y Royal Bank of Scotland, se teme por la caída de JP Morgan, lo que marcaría la claudicación total del sistema. El nerviosismo cunde y los activos tóxicos que aún no han sido declarados se ciernen como una nube negra en los mercados.

Por eso se habla de bancos zombi, bancos muertos caminando, que se han tragado los recursos que le inyectan pero no prestan, no permiten la circulación y tienen frenado a todo el sistema. La liquidez se ha congelado producto del cuantioso aumento de los activos financieros que, como señala el último informe sobre el mercado financiero global de la consultora McKinsey (Mapping Global Capital Markets), se multiplicaron por 5 veces desde 1980. El informe presenta un cuadro del aumento de los activos financieros desde los años ochenta y su relación con el PIB mundial.

En 1980, los activos financieros globales eran un 20% superiores al PIB. En 2007, eran 3,5 veces mas elevados que el PIB. Entre 1980 y 2007, el PIB se multiplicó 5,5 veces, pero, en ese mismo lapso, el monto de los activos financieros se multiplicó por 16 veces. Y el año 2007 se produjo una aceleración en el crecimiento de los activos financieros que los llevó a crecer un 18%. La caída y desvalorizaciones de estos activos financieros está provocando un encogimiento del sistema, un ajuste a la baja.

Por eso interesa el plan de rescate que diseña Timothy Geithner y que deberá ser dado a conocer la próxima semana. Se piensa que el plan contempla la posibilidad de crear un “banco tóxico” que absorba los activos subprime de los balances de los bancos para depurar el sistema. Esta solución permitiría dar un corte a ese tema y esperar a que esos activos diluyan sus toxinas en el tiempo.

Larry Summers advirtió ayer que “la economía se enfrenta a tiempos muy muy duros para los próximos meses, lo que requerirá de una rápida aprobación del conjunto de medidas de estímulo y rescate bancario”. Summers, Director del Consejo Nacional de Economía de la Casa Blanca, reconoció que “los próximos meses van a ser muy muy difíciles”.

Los últimos informes señalan que la economía estadounidense puede contraerse un 5,5% este año, su mayor descenso desde 1982. Por eso la prioridad en estos momentos es que el crédito fluya e inyecte dinamismo a la economía.

Más Información Maping Global Capital Market Imagen | Spring Dew

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos