Compartir
Publicidad
Publicidad

Las causas de las subidas de los precios de la alimentación

Las causas de las subidas de los precios de la alimentación
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días mi compañero, Marco Antonio, nos comentó que el incremento de los precios de los alimentos han batido récords históricos, como vemos en su tabla de información de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO en sus siglas en inglés). La organización no gubernamental (ONG), Oxfam, nos da un análisis muy interesante de las causas, los impactos y las consecuencias de estas subidas de precios. Las causas principales que nos dan son los siguientes:

  1. Menos producción como resultado del mal tiempo, potencialmente relacionado al cambio climático.
  2. Restricciones a las exportaciones y compras de pánico, normalmente causado por el mal tiempo.
  3. Incrementos en la demanda, por ejemplo, por las bioenergías, que divierten la producción de alimentos a usos alternativos.
  4. Causas financieras, como la depreciación del dólar estadounidense, los bajo intereses y la especulación.
  5. Incremento de los precios del petróleo impactan positivamente el coste de insumos agrícolas, como los fertilizantes y el transporte.

También nos dicen quién gana y quién pierde con las subidas de los precios de alimentos. Los ganadores son las grandes empresas que comercian en alimentos y que han reportado grandes beneficios. Otros beneficiarios incluyen:

  • los supermercados
  • los fabricantes de fertilizantes
  • los fabricantes de semillas
  • las empresas de agronegocios
  • los financieros que han especulado a la subida de los precios de alimentos.

Los perdedores por los incrementos de los precios de los alimentos son los más débiles incluyendo los siguientes:

  • los vulnerables en los países pobres
  • los pobres en los países ricos
  • los sin tierra
  • los habitantes de tugurios
  • los trabajadores agrícolas
  • las mujeres y los niños

Como siempre digo, es bueno tener un poco de conocimiento histórico, y memoria, para poder situar las cosas en contexto. Por eso me gustó la comparación de Oxfam de la situación actual comparado con las subidas en los precios alimentarios que se experimentaron en los años 2007-2008. Estas difefencias incluyen las siguientes:

  • Los inventarios globales de cereales son mucho más altos hoy que en 2007-2008.
  • Las subidas de precios que se está viendo todavía no es completamente global, por ejemplo, en Africa los precios se han mantenido relativamente estables.
  • Todavía no se está experimentando las restricciones al comercio internacional que se veía en el periodo anterior.
  • Aunque se han visto subidas en toda la gama de productos de alimentación, los alimentos básicos como los cereales, que son los más consumidos por los pobres del mundo, todavía están por debajo de los niveles de la anterior explosión de precios.

Oxfam también nos dice que los Gobiernos deben actuar para que los precios de los alimentos no sigan un espiral fuera de control y nos dan algunas ideas que deben seguir, como los siguientes:

  • Ayudar a prevenir las volatilidades en los precios a través de subvenciones a los fertilizantes y a las semillas, y apoyos a las inversiones en la agricultura de pequeña escala y para asegurar la producción del 2011.
  • Ayudar a las personas viviendo en pobreza para que puedan hacer frente a los impactos inmediatos de los altos y volátiles precios alimentarios, a través de programas de protección social.

Las soluciones de estos problemas no pasan por enviar alimentación a los más necesitados. Como ya he dicho en estas páginas:

La historia de las ayudas al mundo menos desarrollado no demuestra resultados muy positivos. Los gobiernos deben terminar con las transferencias masivas a los gobiernos de los países pobres, transferencias que, en su gran mayoría, no llegan a los destinos deseados y no se utilizan de forma sostenible para ayudar a que los más desfavorecidos salgan de su situación de pobreza.

Transferencias deben efectuarse lo más cerca al nivel más bajo posible, inversiones locales y ayudas directas al desarrollo. Para eso, los gobiernos deben quitarse de en medio y hacer que los fondos que dedican los administren otros.

No son ayudas sostenibles enviar alimentación y otras necesidades, que suelen ser los excesos que los países ricos no pueden vender, para su distribución gratis a los más necesitados, cargándose a las economías y a las empresas locales.

La solución de las causas fundamentales a largo plazo debe ser a través de ayudar a los países menos desarrollados en los niveles locales a fomentar sus mercados locales, sus industrias locales, sus inversiones locales y, muy importante, abrir nuestros mercados a sus productos.

En El Blog Slamón | Precios de los alimentos baten nuevo récord histórico, Las materias primas se consolidan como alternativa de inversión y La volatilidad de los precios de la alimentación perjudica la hambruna

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos