Publicidad

Los recortes no son los responsables del colapso sanitario

Los recortes no son los responsables del colapso sanitario
49 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estados Unidos centra los titulares porque ha confirmado ya 18.777 muertes por COVID-19, siendo el país que lleva mayor número de fallecidos hasta la fecha. No obstante, se tratan de datos que computan cantidad de los fallecidos en términos absolutos y no términos relativos. Cuando ajustamos este dato a la variable poblacional la perspectiva puede ser otra.

Si incluimos el tamaño de la población en el análisis, España sería el país con un mayor número de fallecidos relativos: una relación de 349,76 muertes por COVID-19 por millón de personas, una tasa más de cinco veces superior a Estados Unidos (62,25 muertes por millón).

Screenshot 20200412 163548 Chrome

Es en este punto en el que muchos se preguntan si el problema de estos resultados está vinculado a una gestión nefasta del gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, o bien es un problema de los recortes en la etapa vinculada al gobierno anterior del Partido Popular que forzó a las autonomías en el control de su déficit.

Algunos concluyen que, en ausencia de los recortes, el sistema sanitario hubiera sido capaz de absorber las altas demandas sanitarias presentes por la propagación. Es en ese punto que trataremos de analizar la evolución de camas (oferta) y la evolución de la demanda (casos confirmados de COVID-19) para extraer las conclusiones.

La situación de la sanidad española para afrontar el COVID-19

Aunque hay muchos factores para determinar la capacidad de absorción de la demanda sanitaria, uno de los más utilizados es la relación entre las camas hospitalarias y la población.

El número de camas de hospital en relación con la población revela que en 2017 había, en promedio, 504 por cada 100.000 habitantes en toda la Unión Europea. Entre los Estados miembros de la UE, Alemania no sólo registró el mayor número de camas de hospital (661.000), sino también el mayor número en relación con el tamaño de la población, con 800 camas de hospital por cada 100.000 habitantes.

¿Y España? Nuestro país se encontraría en la parte baja de la tabla, y uniéndose al grupo de Irlanda, Dinamarca, el Reino Unido y Suecia que registraron las cifras más bajas de camas de hospital en relación con el tamaño de su población en 2017, todas ellas inferiores a 300 por 100.000 habitantes.

Screenshot 20200413 043108 Chrome

Específicamente, en el caso de España contaría con 138.511 camas hospitalarias. Una capacidad que es insuficiente para el tamaño del problema al que España se enfrenta específicamente debido a que el número de casos confirmados supera ya los 160.000. Es decir, incluso en el supuesto completamente utópico en el que no existiera otras enfermedades tratables que requiriera atención hospitalaria, el sistema sanitario hubiera desbordado sí o sí.

A pesar de que España se encuentra a la par con los países mencionados dentro de la parte baja de la tabla, es el único que destaca negativamente por el colapso que ha sufrido su sistema sanitario.

En el siguiente gráfico se relaciona el total de casos con el tamaño de la población se puede observar claramente el desencadenante. Tal y como podemos apreciar, tanto el Reino Unido como Suecia y Dinamarca se encuentran con un volumen de total de casos por cada millón de habitantes alrededor de 1.000. Algo por encima se encontraría Irlanda con una relación de casos confirmados de 1.808. Pero España con 3.461 casos por millón de habitantes ha colapsado.

Screenshot 20200412 173957 Chrome

Comparando los datos del volumen relativo de casos a la población, es decir, la demanda, todo parece indicar que el problema verdadero está más vinculado a la gestión del Gobierno de Sánchez ante el desafío del coronavirus, que ha desembocado en una alta demanda, y de ahí, la elevada mortalidad que vemos sin precedentes en el reto de países.

El Gobierno ha evidenciado un problema de gestión evidente con una falta de medidas de prevención que han desembocado en la propagación del COVID-19, la peor relación muertes/población, el confinamiento total de la población como mecanismo de última instancia de contención y una potencial crisis económica que se inició en marzo con la pérdida de 830.000 afiliados a la Seguridad Social y ha mermado el tejido empresarial del país.

¿Sin recortes hubiera sido todo diferente?

Entre 2012 y 2017, el número de camas de hospital en la Unión Europea disminuyó en un 3,3%. Las mayores contracciones del número de camas de hospital se registraron en Suecia, Dinamarca, Estonia, donde el número de camas disminuyó entre un 12% y un 20%, y Finlandia, donde la reducción del número de camas fue del 37%.

En el caso de España, curiosamente y en este periodo ha marcado una pequeña evolución positiva en en el total de camas (en relación con el tamaño de su población), desmarcándose de la tendencia bajista europea.

No obstante, en este periodo no se incluyen los recortes sanitarios iniciados en el periodo 2011/12. Por ello, tiene más sentido analizar el volumen de camas hospitalarias por tamaño de la población antes de los recortes y en el momento de la crisis, para así observar si, en ausencia de los recortes, la oferta sanitaria hubiera sido sustancialmente diferente.

Según los datos de Eurostat, en el año 2009, en la UE nos encontrábamos con una media de camas de 552 por 100.000 habitantes. España ya mostraba una relación inferior, con un total de 316 camas.

Screenshot 20200413 045149 Chrome

A partir de ese punto, la ratio empieza a descender por los recortes de las autonomías (la sanidad representa la mayor partida de gasto para las administraciones intermedias) hasta 2013, que refleja una relación de 296 camas por cada 100.000 habitantes. Por lo que podemos cuantificar una pérdida de 20 camas en ese período y, hasta 2017, se recuperan 2 camas.

Independientemente del dato que queramos partir, en cualquier supuesto, el volumen de camas hubiera sido claramente insuficiente ante las demandas sanitarias de la actual pandemia en conjunción al resto de problemáticas sanitarias que requieren atención hospitalaria.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios