Compartir
Publicidad

Cae Australia, ¿quien será el próximo?

Cae Australia, ¿quien será el próximo?
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En medio del creciente, natural y sano optimismo de que la crisis financiera mundial podría terminar antes de lo previsto, los hechos consumados nos dan cuenta de que estamos viviendo una auténtica crisis mundial, la primera para muchos de nosotros, la mayor en 70 años. Quizá la más grande en un siglo. Algunos intentan determinar cuanto queda, qué tan larga será. ¿Comenzará la recuperación en 3 meses, en 6, el primer trimestre del próximo año?. No es fácil la respuesta, pero como expresamos en otro artículo, estamos en el pantano, y seguiremos en él por largo tiempo, dando tumbadas, creyendo en espejismos, como el de ayer, que a muchos les hizo creer que los datos de Bank of America y sus supuestas utilidades eran reales, hasta que al final del día se supo que una vez más habíamos tropezado con el conejo de Alicia: espejismos. Otro ejemplo digno de destacar es el de Austria. Desde el año pasado que su banco central advierte de la inminente crisis que golpea sus puertas. Pero bastó que Paul Krugman dijera que Austria era el próximo candidato a la crisis, para que los máximos responsables de la republica alpina lo trataran de “mentiroso, imprudente, envidioso”, y otros epítetos que tensionan la red. Lo cierto es que la banca austríaca es la más expuesta en los países de la Europa del Este con un volumen de créditos por más de 300.000 millones de dólares, lo que equivale al 70 por ciento del PIB austríaco. No obstante, los responsables en Viena aseguran que todo está bajo control, alegando que Europa del Este no es un "bloque único" y que los riegos asumidos por la banca son "manejables".

A la larga lista de países víctimas de esta recesión made in USA, que ya ha cobrado varias víctimas en Europa y Asia, se agrega hoy Australia , de acuerdo a los datos de Glenn Stevens, gobernador del Banco Central de Australia: aunque Stevens señala que la crisis beneficiará a este país cuando llegue la recuperación, por la solidez de sus recursos financieros y el orden en que se ha conducido a la economía durante los últimos años, lo cierto es que también le aguarda una temporada por el desierto.

Un análisis de los datos nos permite inferir que esta crisis tiene características que pueden hacerla más profunda y prolongada de lo normal. Por un lado los problemas financieros se han traslado al conjunto de la macroeconomía; la actual crisis está pronta a cumplir 20 meses y lejos de aliviarse, tiende a complicarse con el incremento cada día de nuevos países, lo que amenaza con aumentar la crisis del empleo y la producción. Además, las medidas de políticas contracíclicas que se han implementado han resultado totalmente insuficientes dado los masivos niveles de insolvencia. Sólo China parece tener fuerza para impulsar el carro. Habrá que ver por cuanto tiempo.

En El Blog Salmón | China el mayor exportador de productos tecnológicos Más información | Krugman desata tormenta en Austria, Australia entra en recesión Imagen | Ben Heine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio