Compartir
Publicidad

La función del directivo y los blogs corporativos

La función del directivo y los blogs corporativos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante el fin de semana se produjo una interesante confrontación (de ideas, mayormente) en el blog de Enrique Dans. ¿El tema? Los blogs corporativos y, más especificamente, si es procedente que un máximo directivo de una compañía dedique parte de su tiempo a "bloguear" (con todo lo que ello implica de interactuar a través del blog).

La postura de Enrique es clara, decidida y además no creo que extrañe a nadie. "Un Director General que dice que trabaja mucho y que afirma que por eso no tiene tiempo para hablar de manera directa con el entorno que le rodea, con sus empleados, con sus clientes, con sus proveedores… seguramente no debería ser Director General. Debería revisar sus prioridades.”. Quizás un tanto radical, pero entiendo que hay un punto de provocación en ella.

Ahora bien, en los comentarios hay una corriente que creo que Mario Casals marca en el primer comentario: "A ver, la carga de trabajo de un director no tiene nada que ver con la tuya, que te pegas el dia enchufado a la red. Un director TRA-BA-JA.". Un máximo ejecutivo no tiene tiempo para bloguear porque tiene que hacer otras cosas más importantes...

Lo cual me lleva a la reflexión de qué es lo que tiene que hacer un director general.

Porque, en mi opinión, un director general (hablamos de empresas medianamente grandes, no de pympes donde el director general es a la vez contable, ordenanza, becario, transportista...) debería estar lo más alejado posible de las tareas operativas. El Director General no debería gestionar clientes, no debería gestionar marrones, no debería resolver asuntos de personal... para eso se supone que tiene un equipo. En mi opinión, un Director General en realidad debería estar poquito en el presente de la empresa, y mucho en su futuro. Como resumo en un comentario, creo que la labor de un máximo directivo debe ser liderar: transmitir visión, cultura, explorar el futuro (que no el presente) del negocio, comunicar.

¿Eso quiere decir que debe tener un blog? No seré yo quien lo afirme tajantemente. Pero creo que un blog, en cuanto a medio de comunicación y expresión personal, puede servir en gran medida a ese objetivo de transmitir visión, de comunicar, de establecer relaciones y alianzas, de fortalecer los valores asociados a una marca. Por supuesto que hay más herramientas. Pero descartar el blog por ser una "pérdida de tiempo" o porque no tiene nada que aportar a la labor de un máximo directivo me parece una postura cuando menos precipitada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos