Compartir
Publicidad
Publicidad

El BCE cambia los tipos de las facilidades permanentes

El BCE cambia los tipos de las facilidades permanentes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer el BCE tomó una decisión que si técnicamente deja los tipos de interés igual, en la práctica tiene una incidencia sobre los tipos reales en préstamos entre bancos. Lo que hizo fue cambiar los tipos de las facilidades permanentes que disponen los bancos del Eurosistema.

¿En qué consisten estas facilidades? Pues aparte de los tipos oficiales de interés, que fijan el tipo mínimo de las subastas que realiza periódicamente el BCE (aunque temporalmente el tipo es fijo), los bancos poseen dos mecanismos para ajustar sus balances diarios sin necesidad de recurrir al mercado. Una es la facilidad marginal de crédito, que es la posibilidad de que cualquier banco puede solicitar al BCE una cantidad de dinero a un día. Otra es la facilidad de de depósito, que permite a un banco obtener rentabilidad por una liquidez excesiva.

Hasta ahora la facilidad marginal de crédito estaba 0,5 puntos por encima de los tipos oficiales de interés, es decir, en el 3%. Cualquier banco podía conseguir dinero a un día al 3%. Y la facilidad de depósito estaba también medio punto por debajo de los tipos oficiales, es decir, en el 2%. Sin embargo, con las ayudas estatales algunos bancos están obteniendo dinero por muy poco, y podían aprovecharse de la facilidad de depósito para obtener beneficio sin correr ningún riesgo. Esto era un problema, ya que el dinero de los Estados no reanimaban los créditos, sino que se depositaban en el BCE. Otro problema es que los bancos obtenían créditos al 3%, con lo que el préstamos interbancario seguía bastante poco activo, y tampoco permitía que bajara con rapidez. De hecho usar la facilidad marginal de crédito estaba mal visto hasta hace poco, era señal de que no eras solvente ya que no lograbas buenos tipos en el interbancario, pero ahora parece algo normal.

Ahora el BCE y con efectos a partir del 21 de enero ha fijado una banda de dos puntos entre ambas facilidades. Por tanto, la facilidad de depósito estará en el 1,5% y la de crédito en el 3,5%. Una medida que se espera que reactive el mercado crediticio.

Vía | El País Más información | Nota de prensa del BCE Imagen | Ozchin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos