Compartir
Publicidad
Publicidad

Madrigales vs Ajrams: ¿es posible vivir de la bolsa?

Madrigales vs Ajrams: ¿es posible vivir de la bolsa?
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años, la aparición de Josef Ajram en los medios, bien por su condición de deportista o bien por su condición de broker, ha alimentado el interés por la posibilidad de dedicarse a la bolsa de forma profesional entre una parte de la población. Especialmente por la oportunidad de vivir sin jefes, de reducir la jornada laboral a apenas un par de horas o tres al día, y por las posibilidades de escalar, mayores que en un empleo convencional.

Ajram no es el único broker que frecuenta los medios, bien generalistas o bien especializados en finanzas, con un discurso que promete la posibilidad de vivir de la bolsa sin que sea necesario un capital inicial enorme para ello. Dentro de las diferentes corrientes que podemos encontrar en la inversión bursátil, como el value investing o la indexación, también hallamos al análisis técnico, donde se encuentran el mencionado Ajram u otras figuras destacadas, como la de la malagueña Francisca Serrano, de Trading y Bolsa para torpes, que también sugiere que con la debida formación es posible vivir de la bolsa con un capital inicial que no necesita ser muy elevado.

En el otro extremo, voces discordantes como la del valenciano José Antonio Madrigal, inversor y CEO de Mercalia Global Market, quien apuesta por métodos totalmente distintos y no deja pasar oportunidades para negar que se pueda vivir de la bolsa. Al menos, para el común de los mortales. "Para vivir de la bolsa hace falta tener un millón de euros, como mínimo. Y aún así...", ha dicho alguna vez en conferencias y charlas.

"La magia del apalancamiento"

"Yo soy firme defensora del trading intradía porque cuando empecé, mi capital era pequeño. Es aritmética: si tienes 100.000 euros y consigues una rentabilidad del 10%, ganarás 10.000 euros al año. Eso son 833 euros a los que hay que quitar impuestos y comisiones, igual se te queda en 650 euros... pero danzando 100.000. Y esa no era mi situación al inicio de mi vida como trader, así que tuve que descartar la inversión a largo plazo. Y un 10% ya es una muy buena rentabilidad". Es el inicio de la historia de Francisca Serrano.

Francisca

Francisca es licenciada en Derecho. Tras sacarse la carrera, se preparó unas oposiciones durante tres años. "Dediqué ocho años de mi vida a tener derecho a un sueldo de 1.200 euros al mes". Tras aquello, decidió que quería algo más y descubrió, como ella dice, "la magia del apalancamiento". "La parte positiva es que si te sale bien puedes duplicar, triplicar, cuadriplicar, quintuplicar tu inversión. Pero si sale mal...".

El apalancamiento es, básicamente, endeudarse para aumentar la inversión. Si tenemos 10.000 euros y nos apalancamos con otros 90.000, tendremos 100.000 euros para invertir. Si el valor de la inversión aumenta un 10%, pasará a valer 110.000. Devolveremos los 90.000 y tendremos 20.000, el doble de lo invertido. Si, en cambio, baja un 20%, lo perderemos todo, ya que tendremos que devolver los 90.000 poniendo 10.000 de nuestro bolsillo.

Para esta práctica, Francisca tuvo que descartar algunos instrumentos financieros y escogió otros como los CFDs, Forex o el mercado de futuros. El hecho de ser novata le hizo alejarse también del mercado de oro o el de materias primas, y acabó decantándose por el S&P 500 en su versión mini. Ahí comenzó a no dejar posiciones abiertas en nocturno. Sobre todo, porque las garantías exigidas eran muy superiores.

"Ganar lo máximo tradeando lo mínimo"

"Empecé con el trading intradía con el scalping: entrar, coger dinero, salir rápido. Mi objetivo diario es de 200 euros para un solo contrato, eso es lo que trato de conseguir cada día. Si lo logro, me doy por satisfecha. Si entro en otro contrato, subo mi stop a break-even, es una posición ya protegida". El mismo día en que Francisca nos explica esto nos cuenta también que ha conseguido algo más de novecientos euros de beneficio en menos de quince minutos. "El daytrader debe aspirar a tradear lo mínimo posible, ganar lo máximo, y apagar la pantalla. Tradeamos para vivir, para tener el día para nosotros".

Madrigal

Este último argumento es uno de los que más seducen a quien escucha cantos de sirena y se plantea un futuro con jornadas hiperreducidas. El mencionado Josef Ajram, que no ha respondido a nuestra solicitud de entrevista, da argumentos similares. Con inversiones iniciales de incluso 10.000 euros ha llegado a hablar de la posibilidad de vivir de la bolsa con el intradía.

"He conocido a miles de inversores en mi vida, de muchos países. Ninguno gana en el intradía de forma consistente", arranca Madrigal. "El mejor inversor del mundo es Warren Buffet y tiene una media anual de rentabilidad del 23%. Una persona con 10.000 euros no puede vivir de la bolsa. No conozco a nadie que me haya demostrado que gana en el intradía. El intradía es algo creado por los brokers para que las personas dejen muchas comisiones, y sus profesores son los que juegan con la ilusión de las personas".

Así de duro se muestra Madrigal con quienes proclaman las bondades de esta práctica. "La cuestión con los cursos que imparte esta gente es si sus alumnos ganan dinero o no. En mi caso, solo me vale si mis alumnos ganan dinero. Y para eso están las auditorías. Cada año hay que hacer la declaración de la renta, es muy sencillo hacer auditorías a un broker para saber lo que ganan o pierden. Y no vale con coger un año explosivo o con suerte, o los que enseñan un par de meses. Esto es consistencia, años haciéndolo".

"Para vivir de la bolsa necesitas un millón de euros"

El método de Madrigal apuesta por invertir en empresas que se encuentren en máximos históricos, dejar la acción tranquila y revisar los stops cada dos semanas. Solo aconseja vender y salirse de ellas cuando la tendencia deje de ser alcista. "Hay que estar con los ganadores, no con los perdedores", suele decir. "Para vivir de la bolsa necesitas un millón de euros. ¿Por qué? Porque si te gastas 30.000 euros en vivir durante un año, te quedan 700.000. Imagina que tuvieras 100.000. Ya solo te quedarían 70.000. Necesitarías ganar más que los 30.000 restantes, hay que pagar impuestos por lo ganado y además subir 30.000 desde 70.000 cuesta mucho más que desde 100.000".

Lodeiro

Francisco Lodeiro, inversor y fundador de Academia de Inversión, opina de forma similar, aunque basa su método en el value investing, el método de Benjamin Graham, y rechaza el análisis técnico amparado en algunos estudios que sostienen que ninguno de sus patrones logra batir al mercado de forma consistente. Para Lodeiro, los que ofrecen estas estrategias de trading intradía promete rentabilidades imposibles.

Según la teoría de Graham, la bolsa funciona a corto plazo movida por la psicología, pero a largo plazo lo que le importa son los resultados. Es algo que explica con un ejemplo: "Si Inditex vale mucho más hoy que hace diez años es porque no ha parado de crecer. Vende más, gana más, tiene más tiendas... Y si muchas inmobiliarias valen casi nada o directamente cero es porque su negocio ya no vale nada. Están muy endeudadas, han diluido a sus inversores o han quebrado. ¿Por qué Apple es la empresa más grande del mundo? Porque tiene muchos beneficios y gana mucho dinero".

Siguiendo con Inditex, rememora su trayectoria: antes de la crisis económica cotizaba a diez euros por acción, luego cayó a menso de cinco. Hoy está en torno a treinta. Para Paco, siempre ha sido un buen negocio la inversión en Inditex, pero se ha podido encontrar aún más barato según el momento. La base del value investing.

Inditex Cotización histórica de Inditex. Yahoo Stocks.

Algo parecido piensa Madrigal sobre esas "rentabilidades imposibles": "Que me demuestren que consiguen esas rentabilidades. Que me den unos datos auditados y sostenidos con ellas". Lodeiro considera que quienes las prometen lo hacen para poder dar salida a libros y cursos de inversión, pero nunca ofrecen fondos porque se descubriría que esas rentabilidades no son reales. Algo que no ha ocurrido con Josef Ajram, quien sí abrió su propio fondo de inversión. Veamos los datos que se publican en su propia página web sobre su rentabilidad en lo que llevamos de año:

  • Enero: +3,25%
  • Febrero: -0,43%
  • Marzo: +1,02%
  • Abril: -1,72%
  • Mayo: -1,36%
  • Junio: -5,84%
  • Julio: +0,2%
  • Agosto: -1,59%
  • Septiembre: -3,48%
  • Octubre: +0,38%
  • Noviembre: -1,8%

Mientras que el IBEX ha subido un 6,1% en lo que llevamos de año, la SICAV de Ajram ha perdido un 10,99%, cantidad a la cual hay que añadir las comisiones. Precisamente es lo que sorprende a Lodeiro. "No suelen montar fondos porque se les desmontaría el chiringuito", dice refiriéndose. a las rentabilidades bajas, sobre todo en comparación a las prometidas. Otra fuente nos dice que él participó en uno de los cursos de Ajram, y allí se prometían rentabilidades anuales "de tres cifras". Lejos de lo conseguido por el momento.

Unnamed 1024x885 1 Josef Ajram en una imagen promocional de su SICAV, Ajram Capital.

Francisca Serrano, en cualquier caso, no reniega de la inversión a largo plazo. Para ella, el intradía es la forma de "producir dinero a largo plazo". Además, desaconseja tener más del 20% de nuestro patrimonio en la cuenta para trading. "Lo que conseguimos es lo que llevamos a una cartera de inversión de acciones, fondos de inversión, inmobiliario, comprar oro, muchas cosas de cara al futuro. Yo estoy a favor de ambos métodos, pero si vas por la calle no vas a encontrar a muchos que puedan invertir 100.000 euros en bolsa".

Ante las solicitudes de auditorías de inversores como Madrigal, Serrano dice que solo tiene lógica hacerlas a todos sus alumnos, sin sesgos, y que para ello ha de esperar un año a que todos completen los cursos

Sobre las mencionadas rentabilidades, las auditorías y la monitorización de los alumnos, Serrano nos explica que su formación completa consta de cuatro cursos, y que los que ahora terminan han hecho los cuatro, así que "dentro de un año" podrá responder, cuando pase el primer año de los alumnos que ya han completado el curso. Y así y todo, indica que "los que empiezan tienen un primer período duro, es normal que se pierda la primera cuenta de trading.

Francisca también apunta a que "sirve de poco hacer auditorias si no se toma a todos los alumnos que hayan terminado toda la formación; o pedir una auditoria y tomar solo a los que ganan, veo más honesto tomar en el futuro a todos los que hayan terminado mis cuatro cursos. Y cuando digo tomar a todos los alumnos es a todos los de los cuatro cursos; es la intención que tengo en el futuro. No creo en las auditorías si se utilizan como marketing. Sí en los notarios". Al mismo tiempo, reconoce que esos alumnos tendrán que permitírselo, y que ya están avisados.

Deja un mensaje final: "Los traders existimos pese a quien pese; no todos lo van a conseguir, pues hay que quererlo y requiere el tiempo que se tarda en formarse. Sin formación es muy complicado ser trader".

Imagen | Wikimedia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos