Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Qué pasa si las cajas necesitan capital?

¿Qué pasa si las cajas necesitan capital?
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

El creciente número de emisiones de participaciones preferentes de las cajas tiene una explicación muy clara: al no ser empresas, al no tener accionistas, no pueden ampliar capital. Y la única forma que tienen de conseguir capital es mediante los beneficios o mediante estas emisiones. Los beneficios están a la baja, así que las emisiones son lo que queda.

Aún así están en una situación de riesgo frente a los bancos, que en una última instancia pueden ampliar capital y si nadie acude, el Estado podría entrar como accionista si quiere salvar la entidad. En una caja esto es más complicado, y la única forma que tendría de ampliar capital sería cambiando el concepto mismo de las cajas, “privatizándolas”.

Y entrecomillo lo de privatizar porque tampoco son entidades públicas. Son entidades que no tienen dueño, no tienen accionistas, y cuyos consejos están formado principalmente por políticos de la Comunidad Autónoma a la que pertenecen.

En una crisis financiera como la que vivimos, tienen un problema. No tienen las herramientas para sanear sus cuentas adecuadamente. Y además son entidades, que al haber estado controladas por políticos, han tomado algunos riesgos desmedidos (no todas, por supuesto).

¿Cuál es el futuro de las cajas?
¿Seguir fieles a su espíritu con el riesgo de que quiebren y desaparezcan o ya es hora de que se conviertan en bancos con accionistas detrás?

Vía | El País
Imagen | Tilemahos Efthimiadis

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos