Publicidad

2015, el año que más empleo juvenil se crea en casi 30 años

2015, el año que más empleo juvenil se crea en casi 30 años
13 comentarios

Publicidad

Publicidad

Quedan pocas semanas para que 2015 finalice y los datos económicos de cierre de año se van conociendo poco a poco, al menos las estimaciones. En el caso del empleo, aunque es pronto para hablar de datos definitivos y, siempre teniendo en cuenta que hay que contextualizarlos muy bien dada la enorme incidencia de la temporalidad en nuestro sistema laboral, parece que España va sacando la cabeza.

Al menos, los ratios crecen, que ya es algo, aunque tampoco es difícil viniendo de donde venimos. No obstante, hay que reconocer que al menos un colectivo va ganando algo de terreno laboral tras pasar los últimos años en barbecho. Se trata de los jóvenes, los más dañados quizá por la crisis del mercado laboral español, que les dejó fuera sin contemplaciones cuando las cosas se pusieron verdaderamente feas.

Según el Monitor Anual de Adecco Ocupación, 2015 es el año en que más empleo juvenil se ha creado desde 1987. Vamos, que los problemas de los jóvenes en el terreno laboral no son nuevos, sino que llevan gestándose 30 años, a tenor de estos datos. En concreto, se han creado 90.900 puestos de empleo para menores de 25 años en estos meses, lo que supone un 11,5% más que en 2014. No obstante, a partir de los 25 el ascenso es muy tímido porcentualmente, pero numéricamente mucho más acusado -435.000 trabajos más, un 2,7% de crecimiento-.

De este modo, en el último año los menores de 25 años se han llevado el 17% de los empleos creados en España, mientras que el 83% restante ha ido a parar a las personas con más de 25.

Si bien en el caso de los mayores de 25 años no hay casi diferencias por sexos en lo que a contratación se refiere –creció un 2,7% para mujeres y hombres por igual-, en el de los menores son más acusadas, pues en el caso de las jóvenes por debajo de esa edad se crearon un 13,2% más de empleos para chicas, frente al 10% de los chicos.

En 13 comunidades autónomas se repite la misma tendencia: crece más el empleo para menores de 25 años que para el resto de la población. Solo en Extremadura ambos grupos perdieron empleo, mientras que en Castilla La Mancha se da el caso contrario y crece más el de los mayores de 25. Cantabria (+34,3%), Comunidad Valenciana (+32,3%) y Canarias (+26,4%) son las comunidades en las que el crecimiento del empleo juvenil es más fuerte respecto al año pasado.

La formación importa

Otro aspectos que resaltan del estudio de Adecco son los que tienen que ver con la formación a la hora de encontrar empleo. En concreto, señala que de los 18 millones de trabajadores que hay en España, 1,2 millones solo tienen educación primaria; 5 millones han completado la primera etapa de secundaria; 4,3 millones tienen la secundaria completa y 7,5 millones cuentan con formación superior.

Si bien es cierto que, sumando, ganan los que tienen secundaria, la fuerza dominante es la que tiene estudios superiores, por lo que sigue primando a pesar de que las carreras universitarias han sido muy denostadas durante la crisis. La cuestión pasa ahora por mejorar la formación profesional y que sea una verdadera alternativa a la Universidad.

En el último año ha crecido el número de ocupados en los tres niveles formativos superiores mientras que se ha reducido en el básico. Solo Andalucía, Canarias, Castilla-La Mancha y Baleares han aumentado los puestos de trabajo para los cuatro escalones educativos.

Por nacionalidad, uno de cada ocho empleos creados en 2015 fue para ciudadanos de nacionalidad no española, que registraron un incremento del 3,7% -69.200 empleos más-, mientras que para los españoles el aumento fue similar, del 3% -475.600 empleos nuevos-. Entre los extranjeros, los contratos para trabajadores procedentes de la UE cayeron casi un 2%, mientras que repuntaron un 7,4% entre los originarios de terceros países. Por su parte, el trabajo para los que cuentan con doble nacionalidad ha crecido nada menos que más de un 25%.

Así, el panorama laboral se va disipando precisamente antes de la decisiva cita con las urnas del domingo. Está claro que el que llegue a la Moncloa lo tendrá mejor que Rajoy hace cuatro años, si bien es cierto que hay mucha tela aún por cortar, pues a pesar del crecimiento del empleo, éste sigue siendo precario, barato e inseguro tanto para jóvenes como para mayores.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir