Compartir
Publicidad
Publicidad

Alternativas al despido de tu gente

Alternativas al despido de tu gente
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer hablé del anuncio, por parte de KPMG, de la oferta a sus trabajadores para que consideren tomar tiempo libre, cobrando un sueldo reducido o reduciendo su semana laboral a cuatro días.

El objetivo de esta oferta es que buscan reducir sus gastos laborales que, especialmente para empresas como KPMG, es el gasto más importante. Quieren reducir gastos como alternativa a tener que anunciar un número de trabajadores que perderían su trabajo.

Como he hablado en estas páginas, es muy importante que las empresas busquen alternativas al despido para buscar reducir sus gastos laborales. Es bueno para la empresa, para el trabajador y para el país.

También he hablado de la necesidad de los gobiernos de ayudar con políticas económicas que fomentan y ayudan estas prácticas.

Hace poco, uno de los directivos de KPMG escribió sobre esto y nos dió varios pasos que las empresas pueden considerar para reducir sus gastos sin tener que despedir a un número de sus trabajadores. Los pasos que mencionó fueron los siguientes:

  • Limitar la contratación externa y enfocarse en utilizar, redirigir y fomentar los recursos humanos internos.
  • Reducir gastos a través de modificar formas de trabajar, condiciones y prácticas del trabajo con el objetivo de reducir barreras y de hacer el trabajo más eficiente.
  • La gestión más efectiva de los trabajadores a tiempo completo y a tiempo parcial, contratos permanentes y parciales y la utilización de trabajadores externos.
  • Revisión de los gastos de seguros, impuestos y gastos adicionales del trabajo.

Algo que no menciona es la reducción de la utilización de consultores.

Una ventaja de ofrecer alternativas al despido es que se consigue reducción de gastos en vez de tener que ofrecer pagos para que se vayan.

El directivo también nos dió algunos riesgos y problemas de seguir el camino de despedir a muchos trabajadores, que incluyen:

  • Se tiene que lidiar los problemas legales.
  • Se tiene que tratar con y manejar los sindicatos.
  • Hay riesgo de molestar a los trabajadores que quedan.
  • Hay riesgo de perjudicar la reputación de la empresa.
  • Hay riesgo de perjudicar la reputación de los productos o servicos de la empresa.
  • Hay riesgo de denuncias de alguno de los trabajadores.
  • Hay riesgo de interrupción de actividades por acciones laborales y/o sindicales.
  • Perjudica la reputación de la empresa en el mercado laboral, cuando el mercado cambie y empieze a contratar de nuevo.

Todas buenas razones por considerar la alternativa que a mi me parece mejor, especialmente en situaciones donde las reducciones vienen por coyunturas como las actuales, con su falta de liquidez y demanda causando muchas de las dificultades actuales.

Vía | BBC News (en inglés)
En El Blog Salmón | KPMG sigue nuestra recomendación laboral y ¡Mañana no venga a trabajar!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos