Publicidad

El auge del teletrabajo como respuesta ante el coronavirus

El auge del teletrabajo como respuesta ante el coronavirus
1 comentario
HOY SE HABLA DE

A raíz del coronavirus, nos hemos visto forzados, como sociedad, a adoptar medidas preventivas y que aquellos trabajos que puedan realizarse desde casa, se terminen implementando. Quizá esta adopción inmediata pueda ser entendible como algo positivo en el largo plazo para explorar las múltiples ventajas de esta modalidad laboral.

Se trata de una extraña situación porque, por un momento, podemos echar un ojo al futuro del mercado laboral y sacar conclusiones de esta experiencia. Obviamente, no todos los trabajos pueden dirigirse por esta vía, pero sí aquellos vinculados a elevafas aptitudes en capital humano que no necesitan un desarrollo presencial.

Con estas duras medidas, podemos darnos cuenta que a pesar de carecer de los bienes de capital del futuro que nos permitirán dar soluciones más descentralizadas, vivir por un momento cómo sería un entorno laboral de estas características.

Muchas empresas españolas se están sumando a adoptar el teletrabajo. Por ejemplo, El Corte Inglés, ha decidido enviar a su casa a aquellas personas que presenten algún tipo de situación especial, como embarazadas, empleados con medicación o tratamientos concretos, etc. Y, en sus servicios centrales se ha optado por establecer equipos de trabajo paralelos, de modo que la mitad de la plantilla trabaje desde sus domicilios y la otra mitad en su lugar habitual con medidas protectoras específicas (distanciamiento entre personas, intensificación de la limpieza en los entornos de trabajo, etc.).

Eci Puerta Mini 1180x535

Otro ejemplo representativo de la banca lo vemos en el BBVA. En el edificio Asia de la Ciudad BBVA en Madrid, un empleado ha dado positivo por coronavirus, lo que ha obligado a reaccionar a la entidad. Por ello, el BBVA ha enviado a casa a los grupos de riesgo para que trabajen de forma remota y la entidad ha aconsejado teletrabajar a todos los empleados de servicios centrales cuando sea posible.

Las ventajas del teletrabajo para la empresa

Las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) han revolucionado el mercado laboral y la vida cotidiana a lo largo del siglo XXI. No ofrecen la posibilidad de conectarnos en cualquier momento e independientemente del lugar de ubicación en el que nos encontremos en un entorno global.

Uno de los puntos más interesantes de este nuevo mundo, hace referencia a una desvinculación del trabajo remunerado de los espacios de oficina tradicionales. El trabajo de oficina de hoy en día y, más ampliamente, el trabajo que no implica un desarrollo de la actividad física, se apoya ya en internet y puede realizarse prácticamente desde cualquier lugar y en cualquier momento, incluso desde casa.

El teletrabajo ha existido desde la década de los años setenta, cuando se desarrolló el teletrabajo en la industria de la información en el estado estadounidense de California. El trabajo móvil basado en las TICs surgió más tarde, ya que dispositivos inalámbricos más pequeños y ligeros como los ordenadores portátiles y los teléfonos móviles permitieron a los empleados trabajar no sólo desde su casa, sino desde prácticamente cualquier lugar donde necesitaran trabajar.

Nos ofrece diferentes beneficios para toda aquella empresa que lo desarrolle y, por ello, está siendo una opción muy valorada con las herramientas tecnológicas actuales.

En primer lugar, cuando se trabaja desde casa se permite la conciliación familiar fruto de la amplia flexibilidad que ofrece el teletrabajo. Esto ofrece una satisfacción para el trabajador que puede encontrar el equilibrio entre la vida familiar y la vida laboral, lo que se traduce en elevados niveles de satisfacción laboral del trabajador con su empresa.

Networked Home

Debido a la buena relación que existe con la empresa, es muy probable existan unos vínculos más estrechos por el contacto permanente y se produzca un efecto de retención durante mucho tiempo. Y es que trabajar a distancia implica una metodología del trabajo que se va desarrollando a lo largo del tiempo, y la empresa debería incurrir a elevados costes de reemplazo para encontrar un sustituto que pueda desarrollar los mismos vínculos laborales.

Descentralizar el trabajo significa al mismo tiempo descentralizar los costes. Con el teletrabajo, la empresa no está asumiendo los costes de estructura operativa. Esto es bastante obvio, si los establecimientos de negocios necesitan un número inferior de empleados coma los gastos vinculados a la producción serán notablemente inferiores lo que permite que la empresa sea más rentable.

El presidencialismo frente al teletrabajo: El caso de España

A pesar de este desarrollo, varios factores impiden la adopción real del por parte de las empresas, independientemente de la tecnología disponible de la que estemos hablando.

Para poder llevarse a cabo, debe existir una plena disposición por parte de la empresa para permitir y apoyar el trabajo desde el hogar. Ahí entran en juego, no solo las ventajas que hemos reflejado anteriormente, sino otros factores son los niveles de confianza entre empresario y los empleados, la sostenibilidad del trabajo percibida por ellos mismos, las necesidades de interacción en el lugar de trabajo y la disponibilidad de espacio y equipo de oficina en el hogar.

Por ejemplo, en algunos países y organizaciones, la cultura del trabajo lleva a que las empresas sean reacias a introducir el teletrabajo y otros tipos de acuerdos de trabajo flexible y los empleados individuales.

En el caso de España, nuestra cultura del trabajo se caracteriza por unos niveles relativamente altos de presentismo y no está impulsada principalmente por objetivos en muchos lugares de trabajo. Un presencialismo que se basa en hacer horas y horas en el puesto de trabajo, pero sin que ello tenga una repercusión en u a mayor productividad.

El resultado es la aplicación relativamente bajo de acuerdos de trabajo flexibles, incluido el teletrabajo. Según la encuesta de IDC de 2013, solo el 13% de las empresas españolas ofrecen este tipo de acuerdo de trabajo. Esto se traduce en que pueden trabajar más del 50% de su jornada laboral desde casa.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios