Compartir
Publicidad

Cómo vestir de casual en el trabajo

Cómo vestir de casual en el trabajo
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vestir de casual en el trabajo correctamente, o como se decía antes “de sport” es un arte. De hecho, me parece más complicado hacerlo correctamente que vestir con traje en la oficina. Personalmente tardo más tiempo en vestirme de casual para trabajar que en hacerlo con traje. En el fondo, porque con traje, como ya comenté, es “sota caballo y rey”, mientras que de casual hay un abanico de opciones y de condiciones que lo pueden hacer más complicad todavía.

Es más complicado porque dependemos bastante de nuestra época y de la cultura empresarial que vivamos. Lo que es normal en algunas, es completamente inaudito en otras. Es cierto que existen empresas donde la cultura de trabajo es tal que uno puede ir como quiera, pero si no es el caso más vale que tengamos en cuenta que poder ir de casual los viernes no significa que podamos ir como queremos. Incluso en las empresas más relajadas hay algunas normas que se deberían de tener en cuenta. Por otro lado, en las más formales, que obligan al traje de lunes a viernes todos los días del año, no está mal saber como vestir cuando tengamos que vernos en actividades de fuera del trabajo en las que no se espere que llevemos traje, pero sí que vyamos arreglados.

Un detalle que tenemos que tener en cuenta es que no siempre lo mejor es ir con traje al trabajo, aunque este sea de oficina. Puede que un traje con corbata sea contraproducente. Por ejemplo un amigo trabaja en protección al menor (maltratos, abusos, etc). ¿Es correcto que vaya con traje? La verdad es que no, principalmente porque si lleva traje impondrá demasiado su aspecto y puede que los niños no se sientan a gusto con él, especialmente si vienen de un ambiente en el que los hombres con traje son la autoridad o personas a evitar. Eso no significa que pueda ir con un chándal con un dragón bordado en la espalda, tiene la capacidad de retirar la custodia a los padres y por tanto está representando el poder del estado.

Al igual que en el episodio anterior, esta guía está pensada para hombres. Principalmente porque las mujeres suelen saber cómo vestirse y en segundo lugar porque me considero bastante ignorante en moda femenina.

¿Qué es business casual?

Si vamos a ir de business casual al trabajo o de casual, lo mejor es plantearse “qué se considera business casual”. Porque es una definición que ha cambiado mucho con el tiempo. Por ejemplo pensemos en esta secuencia en la que Audrey Hepburn y George Peppard en Desayuno con diamantes entran en Tiffany´s. El atuendo de él no era completamente formal en su época, llevaba una camisa azul con botones en el cuello y chaqueta y pantalón de distinto color. Un periodista podría vestir así en su momento, y hoy sería la persona mejor vestida de la redacción.

Por otro lado pensemos en Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook. Lleva siempre una camiseta gris, con poca gracia y criticada. Según el tiempo puede que además lleve una sudadera con capucha o puede que chanclas. Hay empresas en las que esto es permitido o incluso es mejor, pero en el fondo, no es necesariamente lo habitual.

Diríamos que el business casual dependerá de los siguientes factores:

  • Lo innovador o tradicional que sea el negocio de la compañía, cuanto más innovador (empresas de internet, publicidad online, desarrolladores de apps…) más informal y cuanto más tradicional (abogacía, banca…) más formal.
  • La cultura de la empresa.
  • Las normas de la empresa, explícitas o implícitas.
  • Cómo vistan los jefes.
  • El ambiente de la oficina particular, por ejemplo en algunas entidades financieras en una sucursal el director exige corbata y en la situada a dos kilómetros se puede prescindir de esta.
  • El tipo de clientes a los que se atienda en la empresa.

Según estos parámetros, digamos que tenemos los siguientes factores:

  • El tipo de calzado adecuado, básicamente podemos elegir entre zapatos de vestir, zapatos de sport o incluso zapatillas de deporte
  • El tipo de pantalones que podemos llevar, no es lo mismo llevar pantalones de vestir, chinos y kakis o incluso vaqueros. Salvo excepciones, deberíamos de prescindir de vaqueros con rotos y pantalones cortos.
  • El tipo de partes de arriba adecuadas. No es lo mismo una camisa, una camisa de cuadros de leñador, una camisa de rugby, un polo o una camiseta (manga larga o corta). El ambiente más formal sólo nos permite camisas clásicas (por ejemplo de tipo Oxford) y polos, un poco más informal estarían las camisas de leñador y de rugby y más abajo las camisetas.
  • Encima de la camisa es dónde tenemos la posibilidad de elegir entre una chaqueta, un jersey de lana, cachemir, o algodón o que podamos llevar sudaderas, siendo las de capucha las más informales.
  • El abrigo, no es lo mismo una abrigo más clásico, un abrigo adecuado a inclemencias del tiempo (por ejemplo uno de tipo Barbour) que un anorak, una parca salida del vestuario de Liam Gallagher, una cazadora de cuero de motero (que no una verdadera cazadora con protecciones si usamos la moto como medio de transporte), etc.

Lo que no debemos de vestir (casi en ningún concepto)

Por muy relajadas que sean las normas de nuestro trabajo, existen una serie de prendas que debemos de evitar en una oficina:

  • Camisetas de tirantes o sin mangas
  • Trajes de baño (no se deberían de llevar fuera de la piscina, la playa o de una excursión al río.
  • Chandal, es algo que se lleva sólo mientras que se practica deporte.
  • Camisetas de practicar deporte, incluidas las de fútbol. Como excepción es la final del mundial y llevamos la de nuestro país
  • Pantalones con rotos
  • Prendas que puedan resultar ofensivas a la gente (ropa de partidos políticos, banderas confederadas, símbolos racistas, bromas de mal gusto, ropa activista por ciertas causas, etc)
  • Prendas de ropa demasiado frikis (salvo en algunos ambientes), sí esa camiseta de Star Wars o del Joker puede ser increíble, pero no va a servir de nada si tus compañeros se van a reír a tus espaldas de lo flipado que estás con Zelda.
  • Ropa de fantasía (drag queen, travestismos, etc)

En resumen, la idea es evitar ropa que pueda ser demasiado “barriobajera” o demasiado “particular”. Queremos que se nos mida por nuestro trabajo, no por cómo nos vestimos. Porque si lo hacemos exageradamente mal, los trepas lo van a usar como arma contra nosotros, si es que no le molesta a nuestro jefe.

Estilo business casual/Smart casual restrictivo

Ahora, supongamos que no tenemos muy claro cómo ir, simplemente vamos a hacerl en un ambiente conservador. En ese caso, lo mejor sería ser tradicionales y seguir el siguiente patrón:

Zapatos de vestir o clásicos con calcetines oscuros. También zapatos más de sport, por ejemplo náuticos o mocasines (aunque estos estilos estén un tanto pasados de moda). También se podrían admitir esas zapatillas que parecen zapatos o zapatos que parecen zapatillas en algunos casos.

Los pantalones podrían ser de vestir, chinos o kahkis, de colores discretos. Lo mejor es evitar los vaqueros, pero si se van a llevar, es mejor que sean lo más clásicos posibles, sin aditamentos raros y de color oscuro. El cinturón no tiene porqué ir a juego con los zapatos, pero no debería de ser muy llamativo.

Luego camisa, que puede ser una camisa de vestir, una camisa de tipo Oxford, o un polo o incluso una camisa de rugby (polo de manga larga). Es importante que sea una camisa o un polo, porque al tener una estructura en el cuello, da cierta autoridad. Existe la posibilidad de evitarlo usando jerseys de cuello alto. Esto del cuello es algo que a muchos les resulta raro, pero si te fijas no es casualidad que los uniformes de azafatas de avión suelan incluir un cuello alto o un pañuelo para darle más autoridad. Un detalle, si hace calor, es mejor una camisa remangada o un polo que una camisa de manga corta (que da una imagen más informal).

Respecto a la parte arriba para abrigarnos, básicamente podemos elegir entre un jersey (lana, algodón o cachemir), una chaqueta (aunque no es muy frecuente) o un cardigan (jersey con botones. Con un abrigo que puede ser el que utilizamos para ir al trabajo u otro ligeramente más formal, tenemos la imagen completa.

Otra cosa que debemos de considerar es que si no queremos gastar mucho, es mejor usar ropa más barata de outlets o de marcas más económicas que utilizar imitaciones. Lo primero porque no es legal y lo segundo porque siempre hay un experto de tal o cuál marca que es capaz de darse cuenta de que esa prenda no es original.

Por supuesto la ropa debe de estar en buena condición (no hace falta nueva, pero no demasiado gastada), planchada (si aplica) y con una gama de colores normal que combine, aunque sea mínimamente.

En general esto dependerá más o menos de cómo se vistan nuestros compañeros y jefes, lo que se pretende con la ropa del trabajo es no destacar demasiado, integrarnos en el grupo y que la calidad de nuestro trabajo sea lo único por lo que se nos valore, no por dar una imagen incorrecta.

En El Blog Salmón | Cómo vestir con traje

En Tendencias hombre | Alérgicos al traje, hay muchas alternativas para vestir en la oficina

Más información | Job Wear, Alto Nivel

Imagen | Tech Cocktail

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos