Compartir
Publicidad

¿Deben cotizar más los autónomos? El Gobierno piensa que sí

¿Deben cotizar más los autónomos? El Gobierno piensa que sí
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si el colectivo autónomo no era ya de los más perjudicados por los costes que soporta, el Gobierno del PSOE quiere apretar más. El Ministerio de Trabajo está focalizado en que la cotización media de los autónomos suba.

Este movimiento entraría dentro de una batería de medidas como la de la subida del SMI (objetivo de recaudación de 2.000 millones) que persiguen buscar ingresos para la Seguridad Social y meter freno a un agujero que año tras año se hace mayor.

El Gobierno en contra del autónomo y su libertad

Actualmente se encuentran sentados en la mesa de negociación el Ministerio de Trabajo por un lado y las organizaciones de autónomos por el otro lado. La discusión no es otra que establecer un acuerdo provisional para que ya en 2019 se puedan actualizar las cotizaciones de los autónomos, y sí, actualizar es un eufemismo de subir.

Los tres escenarios que propone el Gobierno a las organizaciones del sector son las siguientes:

1- Primer escenario. La base se vería incrementada en un 1,25% hasta alcanzar los 945 euros al mes, lo que implicaría que los tipos de cotización pasarían del 30,8% hasta el 33,70%. En términos monetarios, el autónomo pagaría 13 euros mensuales de más (cálculos de UPTA).

2- Segundo escenario: Incremento del 6,25% en la base mínima hasta los 990 euros al mes. El autónomo debería pagar 40,20 euros de más al mes.

3- Tercer escenario: Igualar la base de cotización a los asalariados, es decir, hasta los 1.050 euros, lo que implica un incremento sustancial del 12,5%. No obstante, los tipos quedarían en el 31,2%. El resultado de esta maniobra llevaría a afrontar el pago de 90 euros más cada mes.

La excusa que ha puesto el Gobierno es que el objetivo es mejorar las prestaciones. En concreto, hacer obligatorias las cotizaciones por contingencias profesionales y cese de actividad pasen a ser obligatorias.

Ambas coberturas suponen atacar a la libertad de elección... La libertad de querer cubrirse o no sobre un riesgo determinado como es el caso de un accidente profesional, enfermedad profesional o cese de actividad. No todas las actividades económicas están expuestas a los mismos riesgos y carece de sentido igualar por arriba coberturas.

Si un autónomo lo desea puede cubrirse de estos riesgos contratando las diferentes pólizas en el mercado que más se adecuen a sus propias exigencias o las características propias de sus sector, no es necesaria la mano del Estado para decidir qué riesgos y bajo qué importe el autónomo debe cubrirse.

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), la mayor organización de autónomos, ha expresado su rechazo por los tres planteamientos. Y su presidente Lorenzo Amor ha comentado "Nosotros solo apoyamos una subida de las bases mínimas que sea como la de los últimos 25 años, de media entre 1,25% y el 1,5%".

Los autónomos cotizan mayoritariamente por la base mínima

Si atendemos a las estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de los 3,25 millones de afiliados al RETA, más de dos millones son personas físicas y de ellos, el 86% prefieren cotizar por su base mínima. La razón por la que procuran cotizar lo mínimo no es otra que la desconfianza por el sistema de pensiones.

¿Por qué alguien debería cotizar en un sistema que a lo largo de los años se van recortando los derechos de los beneficiarios o se incrementan las exigencias para ser un beneficiario? ¿Es fiable a largo plazo? Los autónomos viendo el panorama lo tienen claro... Antes de "adquirir supuestos derechos en un futuro incierto", la mejor opción es que el dinero esté en el bolsillo para ser gestionado por uno mismo.

No existen incentivos para cotizar más, los autónomos ni se fían del sistema de pensiones ni pueden deducirse la cuota. Según un estudio de ATA, 68% de los autónomos societarios, prácticamente siete de cada diez, aumentaría su base de cotización si la cuota que paga a la Seguridad Social fuera un gasto deducible para la empresa y no como ahora que es un gasto para el autónomo, en otras palabras, obtener rentabilidad fiscal.

Por su parte, la reforma del sistema de cotización de los autónomos para vincular ingresos frente a las cotizaciones -actualmente se pueden elegir su base de cotización a la Seguridad Social- ha quedado pospuesta para retomarla en el próximo año.

Sobre este punto, según el barómetro de la organización de autónomos ATA, el 62,1% de autónomos se opondrían a esta medida porque equivaldría a incrementar la cuota a pagar a la Seguridad Social, por otro lado el 22% se muestra a favor de esta medida y el 20,1% NS/NC.

Apretar al autónomo para mejorar las cuentas de la Seguridad Social

El Gobierno del PSOE está poniendo la soga a los autónomos para hacer frente al agujero de la Seguridad Social que ha ido a más en los últimos años. Para este año se estima que la Seguridad Social cerrará con un déficit de 19.000 millones de euros.

Seguridad Social

Según los datos del Banco de España, la deuda global de las administraciones de la Seguridad Social cerró el segundo trimestre en 34.888 millones de euros, una cifra que supone el doble frente al mismo periodo del año anterior y un 27,5% más que en el primer trimestre.

Según las previsiones, la deuda de la Seguridad Social finalizará el año por encima de los 41.000 millones de euros. Todo esto para financiar el actual déficit y no dejar a cero el Fondo de Reserva de la Seguridad Social que finalizó el 2017 con 8.000 millones de euros.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio