Compartir
Publicidad

No hay tregua: el número de ocupados puede caer de los 18 millones en 2016

No hay tregua: el número de ocupados puede caer de los 18 millones en 2016
3 Comentarios
Publicidad

Si ya hemos desgranado por aquí que la legislatura que está acabando no ha conseguido solucionar prácticamente nada el drama del paro en España, parece que el próximo Gobierno que salga de las urnas el próximo día 20 de diciembre lo va a tener muy complicado ya de inicio.

Según la patronal de las agencias privadas de colocación –más conocidas como ETT-, Asempleo, el número de personas ocupadas en España puede caer de los 18 millones actuales al comienzo del año que viene. Es decir, prevé que el ritmo de creación de empleo puede desacelerar en los primeros meses de 2016.

Aunque en el mes de octubre la afiliación creció un 3,2%, en 530.947 personas, se debió al componente estacional, con lo que en realidad la creación de empleo flojea, pues, como también hemos comentado aquí, el mercado laboral español está estrechamente ligado a la estacionalidad.

Asimismo, el mes pasado creció el desempleo, lo que cuadra con el menor ritmo de creación de puestos de trabajo, tal y como señala Asempleo. Por lo tanto, el inicio del nuevo año puede agravar esta situación, ya que, la estacionalidad vuelve a aparecer en escena, y el inicio de año juega en su contra.

La contratación temporal se enquista aún más

Y si bien la estacionalidad parece totalmente intrínseca al mercado laboral, la temporalidad es otro de esos factores recurrentes que cuesta mucho vencer. Según la patronal de las agencias, en el perfil de los nuevos contratos es una de las principales características, al igual que los sectores –hostelería o comercio-, aunque poco a poco comienzan a despuntar las actividades administrativas, sanitarias e informativas y de comunicación, según la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Asempleo echa de menos al sector de las manufacturas en esta lista, el cual venía empujando en los últimos meses. De este modo, la anterior EPA deja un panorama preocupante de cara al año que viene, cuando puede marcarse el inicio de una etapa nueva en España con el posible fin del bipartidismo. Una situación que puede ser causante de un parón temporal en el empleo ante la incertidumbre inicial o que puede ser el principio de otra travesía por el desierto para el mercado laboral español.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio