El SMI desde 1980: este ha sido el salario mínimo a precios de 2022

El SMI desde 1980: este ha sido el salario mínimo a precios de 2022
5 comentarios

Recientemente el Gobierno ha establecido el nuevo salario mínimo interprofesional para 2022: será de 1.000 euros en 14 pagas, es decir, 14.000 euros al año. Este nuevo salario mínimo, como todo cambio de normativa, tendrá repercusiones en el desempleo pero también en la composición empresarial, pues por un lado destruye empleos de menos valor añadido pero también empuja a las empresas y trabajadores a ser más productivos.

Independientemente de los efectos económicos de esta subida, es siempre interesante poder comparar este nuevo SMI respecto a los valores históricos de este valor. Nos remontamos a 1980 pues es cuando la democracia empezó a consolidarse.

El SMI corregido por la inflación

Para poder comparar los distintos SMI a lo largo de la historia hay que tener en cuenta la inflación. Y por tanto hemos actualizado el valor de los distintos SMI a valor de enero de 2022. Por tanto el SMI de enero de 1980, que era de 136,85 euros al mes, en precios de enero de 2022 se situaba en 800,24 euros.

Realizando esta corrección para cada año de SMI hemos sacado una gráfica en la que se puede ver que el SMI ha pasado por cuatro épocas bien marcadas, que describiremos a continuación. Pero lo primero es el gráfico.

Smi Vs Ano Www Elblogsalmon Com
SMI desde 1980 en términos reales de enero de 2022

La primera época va desde 1980 hasta 2004. En ella el SMI baja lentamente desde los 800 euros hasta el mínimo de 2003 de 647 euros. En 2004 la senda era la misma, pues se iba a situar en los 645 euros. Sin embargo en las elecciones de marzo de 2004 el PSOE ganó y entre sus promesas electorales era actualizar el SMI y un decreto lo situó en 688 euros recuperando tiempo perdido.

La subida del SMI 2004-2010

Esta degradación del SMI vista desde 1980 tenía mucho que ver con que las ayudas públicas estaban vinculadas al SMI y las subidas tenían consecuencias en el gasto público. En 2004 el Gobierno no solo subió el SMI sino que lo desvinculó de las ayudas públicas creando el IPREM, que sí que se ha mantenido bastante bajo desde entonces.

Con esta nueva normativa (SMI separado del IPREM), el Gobierno podía subir el SMI sin consecuencias rápidas en los Presupuestos. El SMI afectaba únicamente a las empresas. Y empezó entonces una escalada del mismo hasta 2010, donde llegó a tocar los 760 euros mensuales.

Sin embargo la crisis había llegado con fuerza y el desempleo llegó a superar el 20% en dicho 2010. Y por tanto en 2011 se volvió a las bajadas en términos reales del SMI, cosa que se mantuvo durante los siguientes Gobiernos del PP.

Lenta bajada del SMI: 2011-2016

En la época de 2011 a 2017 volvieron las bajadas del SMI, pero debido a la baja inflación las bajadas fueron muy suaves. De hecho se pasó de los 760 euros de 2010 a los 737 euros de 2016.

El motivo era claro: teníamos que salir de la crisis económica presente en nuestra economía desde 2007 y por tanto presionar a los empresarios para que subieran los salarios no parecía una buena idea.

Las subidas de 2018-2021 y la bajada de 2022

Sin embargo en 2017, todavía con el PP en el Gobierno, se decidió hacer una subida fuerte del SMI, de un 8%, con una inflación del 1,1%. En dicho año el SMI llegó a los 773 euros (en términos reales de 2022) con lo que todo el terreno perdido se recuperó de golpe.

En 2018, todavía con el PP en el poder, también se vio una subida fuerte, del 4%, con una inflación del 1,2%, y por tanto el SMI llegó a los 800 euros. Desde 1980 no se llegaba a dicha cifra.

Con el cambio de Gobierno a PSOE-Podemos, vemos unas subidas del SMI importantes. Si lo miramos desde la perspectiva de precios de enero de 2022, el SMI en 2019 se situó en los 968 euros. En 2020 llegó a los 1011 euros y en 2021 a los 1022 euros.

La subida de 2022 sitúa el SMI en los 1000 euros, una bajada en términos reales pero precedida de un 2021 con una inflación muy alta, del 6,5%.

Por tanto podemos ver que históricamente el SMI nunca ha estado tan alto como en los últimos tres años. Tardaremos en ver las consecuencias reales de estas decisiones, tanto en el desempleo como en la productividad.

Temas
Inicio