Compartir
Publicidad

En Dinamarca los bancos ya están pagando a los hipotecados, ¿para cuándo en España?

En Dinamarca los bancos ya están pagando a los hipotecados, ¿para cuándo en España?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Imagen | Daquella manera

En febrero de este año sucedió un hito histórico en la historia de las finanzas, el euríbor a doce meses cerró en negativo por primera vez en la historia con una tasa de referencia del -0,008%, mientras que en la actualidad se encuentra en -0,011%. Este hecho tan significativo para los ciudadanos que arrastran una hipoteca es verdaderamente un alivio. no obstante, para la banca supone un desafío al que nunca se habían enfrentado.

En principio esta nueva realidad significa que los prestatarios existentes que hagan la revisión de su hipoteca (y no hay cláusulas suelo) verán sus pagos de hipoteca caen por alrededor de 14 euros por mes para una hipoteca media de 120.000 euros con una duración de 20 años.

Ssjlqwug

Cabe recordar que el Euribor ha estado por debajo de 1% desde junio de 2012, pero las tasas de interés del euro no siempre han sido tan bajas. Debemos remontarnos a julio de 2008 cuando el euríbor alcanzó un máximo de 5,393%, y en las décadas anteriores a España en el euro, los tipos de interés por encima del 10% eran muy habituales.

Este notable cambio se debe a que los tipos de interés se han reducido considerablemente, en algunos casos en territorio negativo, el Banco Central Europeo el año pasado introdujo medidas destinadas a estimular la economía de la zona euro, incluyendo la tasa de depósito en negativo. El BCE en marzo, también puso en marcha un programa de compra de bonos, reduciendo los rendimientos de los bonos de la zona euro con la esperanza de fomentar los préstamos.

Los problemas de la banca

En primer lugar, hay que decir que las bajadas de tipos de interés que actualmente se encuentran en el 0% han desafiado los márgenes de las entidades. La gran banca española formada por Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Popular y Bankinter registraron en 2105 una floja subida del margen de interés del 3,5% de media en España. Sólo Sabadell y Bankinter presentaron crecimientos de dos dígitos del 17,9% y 15,1% en sus respectivos márgenes.

El negocio bancario se basa su rentabilidad en la transformación de plazos (tomar prestado a corto plazo para prestar a largo) y en el acceso a una fuente de financiación barata (los depósitos transaccionales). Si los tipos son bajos y, además, la curva de tipos (la diferencia entre los de corto y los de largo plazo) es plana, por lo que la rentabilidad se va a resentir.

A este bajo impulso de los márgenes, aparece el temor de que el mercado hipotecario cambie de manera radical y sean los bancos quiénes acaben pagando por el hecho de conceder hipotecas. Si bien es cierto que para ello, en una hipoteca variable, deberíamos ver como el euríbor compensara el diferencial bancario.

Este hecho es complicado pero no imposible, en la actualidad si un hipotecado tiene un diferencial medio de 1,734% (datos de noviembre de 2015) para que los intereses del préstamo fueran negativos, el euríbor tendría que caer por debajo de dicho nivel. A día de hoy la previsión más agresiva que hay en el euríbor a doce meses es que alcance un nivel del -0,3%, por lo que por ahora no se vaticina tal escenario en España.

La respuesta de la banca ante el temor de las hipotecas en negativo

El sector financiero ya ha indagado la posibilidad de que llegara el día en que la entidad pagara al hipotecado. Desde CECA (Confederación Española de Cajas de Ahorros) apuntan lo siguiente: “Desde el punto de vista jurídico, se debe concluir que, en Derecho español, los préstamos a clientes no pueden devengar pagos por parte del prestamista, como consecuencia de la existencia de tipos de interés negativos”

Asimismo, otra de las muestras de la preocupación de la banca es el último acuerdo entre la Asociación Española de Banca (AEB) y los sindicatos que han incluido en su acuerdo el siguiente punto: “El tipo de interés, anual y variable, aplicable a estas operaciones, será el euríbor a un año, o valor de referencia que lo sustituya, más 0,15, sin que en ningún caso pueda resultar un tipo de interés negativo”.

Personalidades relevantes de la banca ya se han posicionado ante un supuesto de hipotecas en negativo. Por ejemplo, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha comentado que "Es un despropósito pagar por las hipotecas. Espero y deseo que nadie permita que pase".

Los hipotecados que reciben dinero de las entidades ya es una realidad en otros países

Aunque pueda sonar casi utópico, en países como Dinamarca o los Países Bajos ya existen hipotecados, que tras la última revisión ha habido un giro a las relaciones habituales con la banca y es que no están pagando su hipoteca sino que es la entidad bancaria quién procede al pago, la situación de los tipos de interés.

En Dinamarca por ejemplo, los tipos de interés de referencia sobre los depósitos en el banco central se encuentran en el -0,65%. En la actualidad llevan más de cuatro año en terreno negativo (con un pequeño repunte positivo en 2014). Este escenario ha propiciado a varios de los prestamistas del país han llevado a cabo movimientos altamente inusuales.

 1x 1

El número total de daneses con una tasa de hipoteca en negativo es poco conocido, pero como dato desde Realkredit Danmark, uno de los prestamistas más grandes de Dinamarca, asegura que ha pagado intereses negativos a 758 titulares de hipoteca.

Sin embargo, no debemos ignorar los efectos que conlleva esta situación, ya que es un terreno especialmente fértil para las burbujas inmobiliarias.En Copenhague los precios de la vivienda se incrementaron un 14,5% en el cuarto trimestre de 2015 frente al mismo período del año anterior. En Amsterdam en este primer trimestre de 2016, el precio promedio nacional para un hogar aumentó en un 4,3%, el mayor aumento en ocho años.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio