Compartir
Publicidad
Publicidad

Los cierres son para el verano

Los cierres son para el verano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las bicicletas son para el verano, fundamentalmente. Pero el estío también le viene de perlas a los gestores empresariales cuando se trata de llevar a cabo despidos, cierres empresariales, etc. Pillas a la gente despistada, pensando más en en como acomodar su tumbona en la playa que en otra cosa. En verano, los ancianos y los perros no son los únicos abandonados.

Y es que ha sido durante este verano en el que se ha dado carpetazo a uno de esos proyectos hig-tech: Bankinter ha le ha dado el finiquito a Epagado. Igual muchos de vosotros desconocéis de que se trataba. Precisamente esa es una de las razones/síntomas que han hecho que en estos tiempos donde la liquidez es sagrada le hayan cerrado el grifo al mencionado difunto.

Epagado era una empresa de pagos electrónicos por por móvil. Una empresa que, siendo filial de Bankinter, aspiraba a competir de tu a tu con la clásicas tarjetas como medio de pago. En vez de recurrir a la tarjeta, recurría al móvil como soporte para autorizar los pagos. Digamos que formaba parte de una nueva visión de los medios de pagos unidos a las nuevas tecnologías. Unos han triunfado por el momento, como Paypal, dando lugar a que el legislador se preocupe por ellos regulándolo (son las Entidades de Dinero Electrónico). Otros han fracasado, como Epagado.

Desconozco los motivos concretos por los que Epagado no ha cuajado. Me da la sensación de que un proyecto como este, que necesita vencer inercias por parte de los consumidores y ser empujado desde el lado de los comercios/cobradores, conlleva necesariamente la necesidad de un fuerte apoyo de un gran número de entidades, y no de un pequeño (con perdón) banco, casi de nicho.

Por otro lado, sigo pensando que las entidades bancarias en España han podido morir de éxito con la masiva implantación de cajeros. Así como somo uno de los países con mayor numero de cajeros per capita a nivel mundial, no ocurre lo mismo con el uso de las tarjetas como medio de pago. La gente en España tiende en mayor medida que en otros países a usar la tarjeta para disponer de metálico con el que hacer la compra. Por motivos obvios, a muchos comerciantes no les interesa.

Me temo que Onésimo deberá seguir esperando.

Vía | Loogic

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos