Compartir
Publicidad

Papá Estado ¿me avalas la hipoteca?

Papá Estado ¿me avalas la hipoteca?
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Me desayuné esta mañana con una entrevista que el equipo de Idealista le ha realizado a Gonzalo Bernados, profesor de Economía de la Universidad de Barcelona. En esta entrevista, hablan largo y tendido sobre el mercado inmobiliario junto con los errores que ha cometido el ejecutivo y las medidas que debería tomar para paliar la crisis.

Las medidas son dignas de mención, aunque dudo mucho siquiera que las haya cuantificado a nivel macro. Para reactivar el sector inmobiliario, según las palabras del profesor, el estado debe realizar las siguientes acciones:

Llegar a un acuerdo con las entidades financieras y garantizar a los compradores de vivienda el pago durante los próximos cinco años de un tipo de interés máximo del 2,5%
Error. Este mecanismo es posible sin la intervención del estado, bien ajustando la hipoteca a tipos fijos, un poco más altos desde luego, disminuyendo el porcentaje de financiación solicitada o contratando las consiguientes put y call sobre tipos de interés.

Si el estado mete mano en este punto, una subida en los tipos de interés generará un diferencial importante a favor de las entidades financieras, lastrando con fuerza las cuentas públicas. Imaginemos el volumen de hipotecas limitadas a un 2,5% con un euribor de un 4%.

Avalar el 30% de cualquier préstamo hipotecario otorgado por las entidades financieras
El aval por decreto-ley sólo genera que los impagos hipotecarios lastren las cuentas públicas y al final todos paguemos las hipotecas morosas. Firmar una hipoteca es un acto de responsabilidad y si no se cuentan con los oportunos avales, por ejemplo entre familiares ¿por qué tengo yo que avalar la hipoteca de mi vecino?

Establecer una desgravación a la compra de una segunda vivienda del 10% si ésta va destinada durante los próximos años al mercado de alquiler
Alquilar una segunda vivienda es un negocio, aunque no esté contemplado como actividad económica, mayormente para facilitar la labor recaudatoria de la Agencia Tributaria.

En la actualidad exsiten ya jugosas deducciones sobre los rendimientos generados por arrendamientos de inmuebles, bien el 50% al tipo general o al 100% para situaciones especiales. A nivel fiscal, el trabajo ya está hecho, quizá el arrendador esté poco informado y prefiera seguir ingresando dinero negro, aunque incluso le pueda perjudicar fiscalmente hablando no declarar estos ingresos.

Como vemos, todas las salidas propuestas pasan por desbloquear el mercado de la situación actual cuando el mercado sólo necesita una mayor corrección en precio, como solución a todas las burbujas. Si se colocan precios baratos, se vende, sin tener que recurrir al estado a que nos avale la hipoteca.

En El blog Salmón | Dos visiones sobre el mercado inmobiliario, La vivienda baja en todas las provincias
Imagen | Daniel Julia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio