Compartir
Publicidad
Publicidad

Santander: España 1989, Reino Unido 2009

Santander: España 1989, Reino Unido 2009
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Han pasado veinte años, que no son tantos, y sin embargo muchos ya se han olvidado de uno de los grandes golpes del Santander. No se si fue el primero, pero sin duda vino a ser el que marco su despegue como grande y cambio, para siempre, el mapa bancario español. Estoy hablando del lanzamiento de las supercuentas. ¿Os suenan? Pues digamos que ING Direct al lado de ello es un mero esbozo.

En 1989, aunque suene extraño hoy por hoy, existía un cartel bancario. Las cajas de Ahorro no habían iniciado su expansión, la Banca extranjera seguía dándose morrazos, y los llamados siete grandes (Banco Santander, Bilbao, Vizcaya, Popular, Banesto, Central e Hispano) mantenían reuniones frecuentes, donde la competencia brillaba por su ausencia. La captación de clientes no se basaba en arrancárselos al Banco de enfrente. La idea era captar nuevos clientes a través de la expansión de redes en zonas no bancarizadas. Y una muestra de como estaban las cosas es que las cuentas corrientes no se remuneraban, independientemente de su importe. No era plan de fastidiar la cuenta de resultados.

Emilio Botín, que había heredado el puesto de su padre, hizo saltar por los aires dichas reuniones. De la noche a la mañana lanzo la campaña de las supercuentas, pagando un 11% en las mismas. Puede parecer mucho y era mucho, pero era absolutamente rentable, frente a otras ofertas actuales, dado que el Mibor estaba en el 15%, dando un margen de cuatro puntos. El Banco Santander, vio crecer sus recursos, con un margen rentable, más den un 30%, mientras la competencia reaccionaba tarde y mal. No podían creer lo que les habían hecho. Cuando intentaron competir era demasiado tarde, tenían su base de recursos dañada y sobrevino la crisis. El Santander, con los bolsillos llenos, pudo hacerse con un Banesto aquejado de múltiples males, y cobrarse después al Central y al Hispano, que sufrían del mismo mal. De los 7 se comió a 3, y dos de ellos de los más grandes, impresionante.

Volvemos ahora al presente. En el 2009, y en estos momentos, el Santander concede una de cada dos hipotecas en el Reino Unido, ayudado por lo tocados que han quedado sus competidores tras la crisis. En parte para financiar dicho crecimiento, y en parte debido a que el elemento tractor de vinculación en el Reino Unido es la cuenta corriente y no la hipoteca, el Santander se dispone a lanzar una fortísima campaña de cuentas remuneradas, en paralelo a la unificación de sus marcas británicas bajo la común Santander. Consciente o inconscientemente, buscan repetir la jugada de 20 años atrás. ¿Lo conseguirán?

Las circunstancias son diferentes. En el Reino Unido no hay un problema de competencia, ni el margen operativo será positivo, ni sabemos cómo afectará la crisis a las cuentas del Santander, ni cual sera la reacción de las autoridades británicas. De repetirse, que tengo mis dudas, en vez de lograr ser el líder de la banca española, lo sería de la mundial. La jugada, como no podía ser de otro modo, es de alto riesgo.

Vía | Santander quiere captar un millón de cuentas en Reino Unido en 2009 En El Blog Salmón | Santander acierta con el Abbey otra vez, Reino Unido anuncia su plan para hacer frente a la crisis financiera Más información | Marketing financiero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos