Compartir
Publicidad
Publicidad

El revillato o la memoria de los peces

Guardar
39 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya había asomado la patita en Telecinco, pero de un tiempo a esta parte se ha convertido en un fijo de laSexta noche. Desde esa atalaya catódica, el amigo Revilla nos lanza unas filípicas aguerridas, de recién llegado, sorprendentes para quien lleva 35 años subido a la cosa pública.Pero, entre nosotros, basta rascar un poco para darse cuenta de que las Revillanomics no dejan de ser un ejercicio de hipocresia máxima. Y es que el representante del revillato adolece de una memoria de pez.

La verdad, me toca mucho la moral que el amigo Revilla se nos presente como una mixtura de indignado, de gestor con sentido común y de hombre de la calle que no tiene nada que ver con lo que está ocurriendo. Teniendo en cuenta que Revilla fue presidente de Cantabria del 2003 al 2011 en coalición con el PSOE, y con anterioridad, del 95 al 2003 Vicepresidente y Consejero de Obras Públicas, Viviendas y Urbanismo, esta vez con el PP.

Las participaciones preferentes

La verdad es que asombra ver el desparpajo con el que Revilla se mueve en el tema de las preferentes, como clama en defensa de los afectados por las mismas. Y digo que asombra ya que, cuando critica a Liberbank, por ejemplo, se le olvida que el problema de las participaciones preferentes en Cantabria no lo ha generado Liberbank, lo ha he hecho Caja Cantabria. Tres emisiones de participaciones preferentes por 143 millones de euros lanzadas siendo Revilla presidente de Cantabria (por no hablar de otras emisiones de productos como obligaciones subordinadas).

Mientras Caja Cantabria generaba y distribuía estos activos, ¿dónde estaba la máxima autoridad de Cantabria? Recordemos que Caja cantabria ha estado controlada por los partidos políticos que han dirigido Cantabria, especialmente por aquellos que asumían el gobierno de la misma. Revilla ha estado sentado en los Consejos de Gobierno 16 años. ¿Alguien le oyó decir algo?, ¿quién le vió hacer algo?, ¿por qué calló?

Otro apunte. De verdad, que cuando Revilla habla de los paraísos fiscales, y especialmente de las islas Cayman, sube el pan. Y es que resulta que Caja Cantabria emitió en el 2001, siendo vicepresidente del Gobierno Revilla, 30 millones de euros en preferentes desde una filial en las islas Cayman, Cantabria Capital Limited.Vuelvo a preguntar: ¿dónde estaba el vicepresidente Revilla?

Supongo que más de uno que desconocía estos hechos estará extrayendo sus conclusiones. Y para ayudarle a ello algún dato más:

  • El director general que estaba al frente de de Caja Cantabria en la última etapa del gobierno con el PP es el mismo que dirigió la entidad los siguientes ocho años bajo el revillato, por lo que se entiende que era de la confianza plena de don Miguel Angel.
  • Cuando Revilla da cera a a Liberbank, se le olvida que la fusión de Caja Cantabria y Cajastur y Caja Extremadura se debió, ya no a presiones de la UE, si no a la propia situación de absoluta debilidad de la propia Caja Cantabria, y que al mismo gestor que hoy critica por su gestión de las preferentes de Caja Cantabria, le calificó como un fenómeno, honrado, capaz y que sabe de este negocio

GFB, quebrada antes de empezar a producir

Pero dejemos las finanzas, que a Miguel Angel Revilla estas cosas no le gustan realmente, y es que a pesar de haber sido bancario lo que le pone es la economía real, las empresas productivas, las grandes plantillas, etc...vamos, las fabricas que echan humo. Como ejemplo de lo que el cree que es un buen hacer podemos poner el caso de la famosa fabrica de fibroyeso, GFB, en Orejo.

El primer gobierno de Revilla en Cantabria retomó un proyecto del anterior gobierno del PP, el de la instalación de una fabrica de placas de fibroyeso de la mano del grupo costarricense Puyol Martí. No hay más que leer entre lineas para saber que el desenlace estaba anunciado, y que la transversalidad y los grandes acuerdos entre distintos partidos se alimentan del dinero público.

Resumiendo, desde Sodercan, la sociedad de desarrollo del Gobierno de Cantabria, se favoreció el desembarco de este grupo empresarial. Sodercan participo como accionista minoritario GFB, facilitó ayudas, se encargo de gestionar el tema de los terrenos. Incluso se llego a contratar a un buen número de empellados antes de poner la fabrica en marcha, cuando ya se sabia de lo difícil que iba a ser poder llevarlo a cabo.

La empresa quebró, y los activos debieron ser adjudicados a Fermacell. Por medio, unos daños a las arcas públicas que algunos señalan de cerca de 15 millones de euros, y lo que es peor, con la sospecha acerca de las valoraciones de los activos(maquinaria/mercancía) aportados por el socio privado a la constitución de GFB: Dicho de otro modo, hay quien puede creer que en vez de constituir una empresa nueva aquí se trataba de venderle a Cantabria maquinaria vieja.

Aunque el video está editado por el PP, y creo que no esta al 100% libre de culpa (el link pertenece a un medio de cabecera del PSOE que tampoco asume ni una gota de responsabilidad), la verdad es que tiene su gracia.

Cabe preguntarse cómo alguien tan perspicaz como el sr. Revilla no se percató de la que se le venía encima a Cantabria. ¿Mi opinión? Eran años de vino y rosas, y con la necesidad de poner en el escaparate electoral un proyecto de éxito industrial del que carecía, no reparaba en minucias.

El Racing y el opio de las masas

En el 2003 el Gobierno de Cantabria, dirigido por Revilla y su hombre fuerte, Marcano, y con el apoyo del área económica, con Angel Agudo como representante del PSOE, desembarca en el Racing de Santander para evitar su desaparición, continuando una tradición que abarca a todos los partidos políticos. Ya hemos hablado de lo bueno que es la transversalidad.

El caso es que lo que se anunció como inversión temporal se convirtió en un fiasco estructural. Primero se le colocó el club a un grupo inmobiliario, y posteriormente, ante el colapso del mismo, y sin haber logrado aún recuperar todo el dinero público invertido, se busco a un inversor in indio, Al Syed, que dio la espantada mientras había quien le acusaba de estar involucrado en fraudes financieros.

A todo ello, nuestro amigo Revilla, máxima autoridad de cantabria y aquel que tenía en su mano impedir que alguien como Ali se hiciese con el club, da muestras de ser un fino psicólogo.

Lo peor es que en los sucesivos pases del Racing parece ser que se han ido perdiendo garantías, a pesar de las recomendaciones que recibieron.

Es decir, estamos hablando de que hay un posible quebrando de entre 7 y 20 millones de euros de dinero público ( esta última cifra la da el muñidor de la intervención en Racing, Angel Agudo, quien en vez de reconocer que la intervención en el Racing fue un un error acusa a sus sucesores de no haber sabido gestionarlo)

Podríamos hablar de la financiación estructurada que, precisamente Angel Agudo impulsaba desde el Gobierno de Revilla, o del fracaso de iniciativas como los puertos deportivos impulsados, personalmente por Revilla (recordemos su fuerte vinculación con el lobby constructor), o el compromiso de fondos públicos en el rescate de chiringuitos financieros privados, pero no lo veo necesario (a pie de página tenéis algún enlace interesante). El que quiera ver ya tiene elementos de juicio para saber la validez del magisterio económico-catódico de Miguel Angel Revilla.

Más información | El Diario Montañes, Foro Asturias En El Blog Salmón | El urbanismo según Revilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos