Compartir
Publicidad

Peaje en autovías, ¿por qué es (o no) una buena idea? La pregunta de la semana

Peaje en autovías, ¿por qué es (o no) una buena idea? La pregunta de la semana
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta semana, la patronal de la construcción Seopan ha propuesto establecer peajes en las autovías españolas. Alejandro nos ha dado su opinión al respecto, pero también nos interesa conocer la vuestra. Por esta razón, en esta ocasión os preguntamos:

Peaje en autovías, ¿por qué es (o no) una buena idea?

Respecto a la pregunta de la semana pasada sobre qué debemos hacer en España para que el paro baje, la respuesta que más habéis valorado ha sido la toniperez, que dice así:

¿Qué es lo que sucedía hasta hace 30 años cuando nuestros padres a base de trabajo conseguían dejarnos un pisito, algunas propiedades y a veces hasta algún dinero que ellos habían ahorrado? Sencillo, España era una tierra de oportunidades, donde el que trabajaba conseguía hacerse más o menos un patrimonio. ¿Por qué eso hoy es imposible aún siendo todo lo honesto y trabajador que puedas ser? Porque las políticas de crecimiento hoy están basadas en:

-Control estricto de todo tipo de las actividades, altos costes fiscales al emprendimiento y sobre todo unas muy ineficientes administraciones a la hora de facilitar el movimiento emprendedor, que implican que la buenaventura del negocio dependa en un 85% de factores externos (sobre todo administrativos y fiscales) y casi nada de tu esfuerzo y tu saber. Emprender o hacer algo útil se ha vuelto una ruleta rusa en donde no hace falta mucha mala suerte para perderlo absolutamente todo en poco tiempo.

- No existe una sola concesión a la actividad emprendedora, sólo se toman medidas serias para su fiscalización, y en cambio las reformas políticas siempre va encaminadas a tratar de subsanar la sangría que esto produce finalmente en la sociedad (subsidios por necesidad, por paro, ley de la segunda oportunidad, leyes anti-desahucios, etc). Se toma la medida solo cuando la gran herida está ya sangrante y es de muerte, y ninguna anteriormente para que eso no llegue a suceder, con lo cual se multiplican exponencialmente los gastos necesarios para atajar verdaderamente el problema.

- Finalmente, cuando se toman medidas (siempre malamente) se confían todas a un solo sector, el bancario-financiero, que tiene además el grave inconveniente de ser buena parte privado, de forma que cualquier tipo de incentivo se hace pasar primero por el filtro de estas entidades antes de llegar al individuo final. Esto implica un estricto control que impide brutalmente el crecimiento individual desde cero, porque si lo hubiera, acabaría finalmente cercenado por estos bancos a los que te has visto obligado a pedirles prestado, ahogando contínuamente la expansión de las pequeñas empresas que estarán siempre avasalladas por entidades que además les pedirán absolutamente todo (nóminas, cuentas corrientes, balances, avales, propiedades...) antes de permitirles realizar cualquier mínimo movimiento. Se produce una especie de parasitismo provocado del que no te puedes escapar nunca más, y se vuelca y se confía todo el tránsito productivo del país a este único sector. Pero además, esta fuerte dependencia de estas entidades obliga al estado a sobreprotegerlas para que no exista un descalabro generalizado cuando les falla algo, y eso se hace nuevamente a costa del pequeño (que es el más fácilmente accesible para la administración) alimentando así aún más el círculo vicioso.

- En definitiva, se ahoga al pequeño que quiere emprender, y se le perdona la vida al grande, creando una sectorización brutal que finalmente produce que el trabajador sencillo, harto de jugarse la vida para tener que entregarle todo al banco y al fisco, decida finalmente, ya que le es literalmente imposible hacerlo por sí mismo, solicitarle a los partidos políticos subsidios, subvenciones, amparos... que resultarán enormemente gravosas a nivel estatal y producirán que el país adquiera la necesidad de ahogar aún más a otros pequeños para poder seguir pagando todos estos subsidios y salvando a todas estas entidades de las que irremediablemente dependemos a nivel global.

Si se desea que esto cambie radicalmente habría que tomar fuertes medidas encaminadas a allanar el camino del pequeño trabajador en todo lo posible, que le fuera enormemente fácil emprender, de forma que provocara que en cuanto tuviera la más mínima necesidad optara inmediatamente por trabajar por su cuenta, porque le sería más fácil hacerlo así que esperar a que se lo regalara la Administración.

En definitiva, lo que sí pudieron hacer nuestros padres.

Os recordamos que las respuestas debéis darlas en la sección correspondiente, donde podéis además plantear cualquier pregunta que se os ocurra. La valoración de las respuestas la dais con vuestros votos, de modo que no dejéis de votar las respuestas que os parezcan más interesantes. Los comentarios a este post están deshabilitados para que respondáis a la pregunta aquí.

En El Blog Salmón | Peajes en las autovías, una buena idea pero no por lo que dice Seopan

Imagen | MPD01605

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio