Publicidad

¿Qué grado de culpa tiene el Banco de España en la presuntamente fraudulenta salida a bolsa de Bankia?

¿Qué grado de culpa tiene el Banco de España en la presuntamente fraudulenta salida a bolsa de Bankia?
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Estos últimos días, en el juicio de Bankia, ha dejado claro que el Banco de España fueron conscientes del riesgo que supuso la salida a bolsa de la entidad bancaria. Se ha puesto patente las alertas que avisaban de la inviabilidad de Bankia, la carencia de provisiones, la posible falsedad de las cuentas o la posibilidad de la inviabilidad del plan de negocio.

Esta inviabilidad del plan de negocio de Bankia no se puede dejar fuera al Banco de España cuando debutó en la bolsa de Bankia, aunque las decisiones judiciales han dejado fuera de la investigación el papel que tuvo, en su momento, el Banco de España.

Nos podemos preguntar: ¿Qué culpa tiene el Banco de España en el presunto fraude de salida a bolsa de Bankia?

Las cuentas no reflejaban la imagen fiel con la falta de provisiones

La presunta falsedad de las cuentas de Bankia cuando salió a bolsa es uno de los principales delitos. El director de la división de la normativa contable del Banco de España, por entonces, ha reconocido que días antes de la salida a bolsa, se aviso de que el folleto de emisión no mostraba la imagen fiel de la entidad bancaria.

Se advirtió que se estaba ofreciendo un precio de salida a bolsa con un descuento del 70 por ciento en la acción que contradecía los estados financieros de la entidad bancaria, ya que dicho descuento era exagerado y ponía en cuestión que las cuentas fueran verdaderas.

Por otra parte, el director del Departamento de Supervisión I del Banco de España, encargado de vigilar Bankia, ha admitido que fue un error no incluir los informes oficiales que se enviaron a la comisión ejecutiva del Banco de España que la entidad bancaria necesitaba realizar más provisiones, evidenciando que eran conscientes de que Bankia necesitaba más fondos, aunque se solicitó la suavización en el informe la falta de dotaciones.

Bankia salió a bolsa con gran riesgo, hubo alarmas sobre su inviabilidad y la desviación en el plan de negocio

Cuanto inferior fuera el descuento que aplicase Bankia a sus acciones, más riesgo corría su matriz. Se rea consciente que salió a un precio relativamente bajo.

El exdirector del Departamento supervisor que vigilaba Bankia ha asegurado que se conocían los avisos que hicieron los inspectores que la entidad bancaria era inviable y si salía finalmente a bolsa se tendría que nacionalizar, como paso finalmente, pero esas voces se desoyeron porque los inspectores estaban actuando como observadores y eran su opinión.

Los exresponsable del Banco de España han manifestado que tenían dudas del plan de negocio de Bankia, pero, a pesar de esto, dejaron que la entidad bancaria saliera a bolsa. El 60 por ciento de las acciones que se emitieron la adquirieron minoristas que 10 meses después perdieron su inversión. La otra parte de las acciones que se vendieron fue a inversores institucionales.

Las pérdidas daban mala imagen a Bankia y la nacionalización ya era una posibilidad

El Banco de España dejó a Bankia, la entidad surgida de la fusión fría de 7 cajas de ahorros, cargas pérdidas contra reservas para su constitución, evitando así que los resultados de la nueva entidad fueran negativos.

El jefe del departamento de Supervisión I del Banco de España aseguró que si Bankia hubiera tenido pérdidas habría supuesto un problema reputacional, sin embargo, el hecho de que Bankia siguiera dando beneficios permitió que los gestores se repartieran bonus por los resultados por 150 millones de euros, pese haber registrado 7.619 millones de euros en pérdidas contra el patrimonio.

El Banco de España pidió a Bankia que incluyera la nacionalización como una de las opciones para recapitalizarse. Las otras alternativas era vender la entidad bancaria a un inversor extranjero o la salida en bolsa, como paso finalmente.

No obstante, haber elegido al salida en bolsa supuso un cambio de gobierno de Bankia, perdiendo el poder los gestores. Finalmente, Bankia se derrumbó a mediados de 2012 y necesitó un rescate de dinero público de 23.000 millones de euros.

Presiones a las empresa para comprar acciones, inmovilismo en la supervisión y avisos de constantes problemas en Bankia

Los presidentes de las entidades bancarias, en esos momentos, de Caixabank y del BBVA ha afirmado que tuvieron presiones para acudir a la salida a bolsa de Bankia, hasta hubo presiones del Banco de España según han declarado Fainé y González.

El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha declarado que las cosas no se hicieron como es costumbre que se realicen, ya que no autorizó la salida a bolsa de Bankia, lo que hizo es no oponerse a ello.

Por tanto, se puede concluir de estos que se realizaron cálculos básicos sin rigor y con opiniones que no se reflexionaron. Los distintos exdirectores del Banco de España realizaron constantes avisos que recibieron de los inspectores que vigilaban la constitución de la fusión fría de las cajas que formo Bankia, los planes de a bolsa y su posterior desarrollo.

No obstante, el Banco de España se escusa en que las alarmas de inspectores eran opiniones que nunca se reflejaron de forma oficial en los informes que se enviaban a la comisión ejecutiva del Banco de España y que Bankia se desplomó por culpa la nueva recesión que vivió España en 2012.

En El Blog Salmón | La banca se queja de baja rentabilidad, pero los datos dicen lo contrario. ¿Qué está pasando?

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir