Compartir
Publicidad

Así pretende el Banco de España limitar los créditos

Así pretende el Banco de España limitar los créditos
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Banco de España va a disponer de herramientas para impedir las burbujas de créditos o que se asuman excesivos riesgos por partes de los bancos con las que no ha contado durante la crisis financiera para poner freno a nueva burbuja inmobiliaria.

Al Banco de España se le van a dotar de mecanismos si fuera necesario limitar la concesión de financiación en función de la renta de los clientes que pidan préstamos y garantías que aporten en la operación.

Nos podemos preguntar: ¿Cuáles van a ser los mecanismos que va a disponer el Banco de España para que no se produzca una nueva burbuja inmobiliaria que derive a una nueva crisis económica?

El Banco de España necesita mecanismos y herramientas para desinflar burbujas sectoriales

El Banco de España va a ganar poder en la creación de la autoridad macroprudencial donde se ha previsto una mayor capacidad en la fijación de capital anticíclico sectorial o los denominados colchones de provisiones anticrisis, y se establecerán límites máximos a la concentración sectorial de exposiciones crediticias.

Con la creación de la autoridad macroprudencial se van a reforzar las exigencias en el desarrollo normativo para dar al Banco de España las capacidad que ya tienen la mayoría de los organismos homólogos, al margen de las reglas que se arbitren para constituir esta autoridad.

La escasez de mecanismos y herramientas que tiene el Banco de España para desinflar las burbujas ha sido la queja que puso el anterior gobernador, Luis María Linde, cuando expuso las cuentas de la gestión de organismo durante la Comisión que investigaba la crisis en el Congreso de los Diputados.

Los balances de los bancos se llenaron de inmuebles después de la explosión de la crisis

El anterior gobernador del banco de España, Linde, reconoció que no se actuó para frenar la burbuja de los créditos en parte por un error de estimación, por pensar que se corregiría de forma gradual, pero también al no tener autoridad para imponer restricciones a las entidades financieras.

Linde pensó que se podría haber preparado una aplicación de límites a la expansión del crédito como restringir la concentración de riesgos en el sector inmobiliario y la construcción, o hacer acotaciones en las hipotecas en relación al valor de los inmuebles, que es lo que la nueva normativa va a procurar.

El Banco de España no cuenta con capacidad legal para tomar decisiones teniendo que dejar a las entidades financieras asumir el riesgo si cumplían con los ratios regulatorios exigibles de solvencia o provisiones y que se vieron insuficientes multiplicado los umbrales exigibles mínimos con nuevas normativas.

Se concedieron muchas hipotecas por importes superiores al valor de tasación de las viviendas para facilitar a las familias como muebles, coches... aún cuando las reglas de las entidades bancarias aconsejaban no superar el 80 por ciento del valor de tasación.

De esta manera, los balances estaban llenos de créditos de promotoras inmobiliarias, que estallaron con el crash llenando los balances de inmuebles con valores inferiores a la financiación para la compra o promoción.

La autoridad macroprudencial

El Banco de España amplía los instrumentos macroprudenciales para poder controlar el ciclo crediticio y el desarrollo de burbujas financieras en el futuro, lo que afectará en el crecimiento económico más estable y sostenible.

La autoridad macroprudencial deberá contribuir a evitar o disminuir cualquier riesgo futuro susceptible de afectar a la estabilidad financiera. Se realizará a través de la transformación del Consejo de Estabilidad Financiera (Cesfi) y estará integrada por representantes del Ministerio de Economía y Empresa, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El objetivo de la autoridad va a ser la supervisión del sistema financiero, con capacidad para efectuar análisis de riesgos y emitir opiniones, así como aletas sobre todos los aspectos que supongan un riesgo que afecte a la estabilidad financiera.

La autoridad macroprudencial tendrá la potestad para formular recomendaciones para la adopción de medidas específicas cuando vea riesgos, con la posibilidad de dar seguimiento de las indicaciones cuando lo considere oportuno.

En El Blog Salmón | El Estado tira la toalla: hemos perdido más de 60.000 millones en el rescate bancario

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio