Compartir
Publicidad

¿Quién juega con nuestra salud?

¿Quién juega con nuestra salud?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La burocracia de Bruselas es como el diablo del refrán. Cuando esta aburrida mata moscas con el rabo. Leo en Expansión que Bruselas ha puesto en su mira al sector farmacéutico. La Comisaria encargada del tema se muestra sorprendida por la ausencia de nuevos fármacos innovadores, así como por el escaso número de genéricos que se estan comercializando. Que buenos son los chicos de Bruselas, que buenos son que nos cuidan un montón.

Respecto al primer punto habría que preguntarse hasta qué punto se protegen las patentes de los laboratorios, hasta que punto esa política de fomento del genérico no hace otra cosa que frenar la investigación. Corriendo mucho menos riesgo financiero se puede hacer también un grandísimo negocio. Vamos, que los laboratorios se pueden plantear que es mejor ser un buen clonador de productos que un nuevo Pasteur. Qué inventen ellos. Pero es que además dudo mucho de los genéricos.

Y es que uno, a pesar de lo que piensa Luís Aragonés, no soy ni seleccionador nacional ni farmacéutico. Pero uno tiene sus achaques, conoce gente, profesionales sanitarios mayormente, y oye cosas. E hilando experiencias propias y ajenas, algunas muy cualificadas, se va dando cuenta de esto de los genéricos no es la panacea universal que nos pretenden vender, y que puede tener consecuencias perniciosas. ¿Por qué lo digo?

Los genéricos vienen a ser productos que desarrollan los laboratorios una vez vencidas las patentes sobre un medicamento. Ésto dicho a grosso modo. Muchos nos habremos dado cuenta cuando hemos visto que nuestros médicos nos recetan el principio activo (véase paracetamol) en vez de la marca comercial (si, Gelo....), Los medicos siguen las instrucciones de los políticos, pues esos genéricos tienen un menor coste (lógico, no investigan, se limitan a copiar). cuando vayamos a la farmacia el mancebo nos dará la marca que les solicitemos, evitando así según los políticos la presión de las marcas sobre los medicos que recetan. Aunque siempre hay quien se beneficia del nuevo sistema.

Las instrucciones de los políticos llegan a tal grado que si pretendes comparar en determinadas Comunidades una marca concreta verás que no es posible en algunos momentos. Y es que si esa marca, en esa temporada se queda fuera de unos precios de referencia, la Seguridad Social no se hará cargo de su parte del coste, por lo que no se vendería con receta de la Seg. Social. Toma genérico. El resultado es que yo, libremente, y de acuerdo con mi médico privado, es posible que no encuentre mi medicamento de MARCA concreta, a pesar de estar dispuesto a pagarlo.

Alguno dirá, tu eres tonto. Si son todos iguales. ¿Para que vas a pagar más? Como somos los liberales de pesados. Pues hete aquí que más de un médico y más de un farmacéutico, te confiesa sotto voce, que hay genéricos y genéricos, y que en determinados productos hay pacientes a los que el mismo principio activo, con la misma dosis, les va mejor de una marca que de otra. Y si tienes la mala suerte que la que te va mejor es de las caras te joribias. Un, dos, tres, responda otra vez: el omeprazol. Sinceramente, desconozco la base, pero a mi me ha ocurrido. Dicho lo cual hay genéricos fantásticos, equivalentes al mejor producto original. Pero hay otros que no llegan al nivel de original.

Es evidente que las farmacéuticas de marca no son angelitos, pero los laboratorios de genéricos no han venido aquí a hacer amigos ni a salvar el presupuesto de la Seguridad. Es curioso que quien defiende el canon en una USB le parezca fantástica la invasión de genéricos. Gracias Señora Comisaría por preocuparse de los nuevos medicamentos, pero me gustaría que me dejasen tomar los viejos que me iban bien.

Vía | Expansión Más información | Wikipedia En El Blog Salmón | Impulsando los medicamentos genéricos, Los medicamentos baratos molestan a algunos

Foto | Xdreus

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos