Compartir
Publicidad
Publicidad

Si vamos a subvencionar al cine español, que sea de esta forma

Si vamos a subvencionar al cine español, que sea de esta forma
Guardar
34 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que me han leído en estas páginas saben que estoy en contra de casi toda subvención ya que, si un proyecto o empresa privada tiene hueco en el mundo privado, que lo desarrollen de forma privada y, si no pueden, quizás no debe existir. En una economía privada, los gobiernos no tienen por qué elegir, y tampoco saben, quién si y quién no. También he hablado mucho de la necesidad de que, cuando se utiliza dinero público para ayudar a un proyecto privado, se debe asegurar que las ayudas se faciliten con condiciones.

En estas páginas varios hemos hablado de las ayudas al cine español y, si vamos a ver subvenciones, como estamos viendo, que sea de la mejor forma posible y con condiciones. Dentro de estas condiciones debemos ver que los fondos estatales, es decir, del pueblo, sean recuparadas lo antes posible y recordar que, cuando uno subvenciona, está tomando un riesgo empresarial y, como consecuencia, los retornos económicos deben ser empresariales también. Además, debemos asegurar que los participantes privados en el proyecto subvencionado no vean ningún retorno, ni de inversión ni de rentabilidad, hasta que el público recupere los suyo.

Siempre pido condiciones para toda subvención y el cine no es especial en esto, por lo menos no es especial para mi. Lo que pasa ahora con las subvenciones es que, cuando un proyecto que recibe fondos públicos no funciona economicamente, el dinero desebolsado se pierde. No obstante, cuando el proyecto subvencionado tiene éxito económico, el beneficio se lo llevan los participantes de estos proyectos, menos las arcas públicas.

Es importante que un proyecto que reciba subvenciones tenga la obligación de devolver esas ayudas, con beneficio, antes de que los participantes privados en el proyecto reciban un retorno. No sólo eso, los sueldos de los principales participantes en el proyecto; actores, productores, directores, se fijarán a un nivel no más que el sueldo básico y sólo recibirán un porcentaje de los beneficios después de que las arcas públicas reciban lo suyo.

Además, si un proyecto subvencionado funciona y gana premios, el caché para los participantes sube de forma importante y, en este contexto, las arcas públicas deberían recibir un 5% sobre-impuesto en los ingresos recibidos por los principales participantes en el proyecto subvencionado en sus siguientes tres proyectos. Finalmente, debería haber un límite de proyectos subvencionados fracasados de, por ejemplo, un límite de tres proyectos. Si fracasas tres veces con nuestro dinero, ¡ya está bien!

Si a los entes privados no les gusta estas condiciones, que vayan a otra parte, no querrán enriquecerse a costa de todos nosotros, ¿no?.

Si vamos a subvencionar al cine español, que sea así.

En El Blog Salmón | Un experimento confirma que los españoles no se descargan películas españolas, el problema es el producto y Las cifras económicas de los Goya y del cine español
Más información | Blog de cine
Imagen | Omar Omar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos