Compartir
Publicidad

Zapaterias infantiles: Imaginación y gestión, no subvenciones.

Zapaterias infantiles: Imaginación y gestión, no subvenciones.
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace nada ha publicado Onésimo un post sobre el dinero enterrado en subvenciones a la industria del calzado (como en su momento ha ocurrido con el metal, las navieras, el carbón). Es de ese tipo de posts donde parque que no ha pasado el tiempo, que no hemos aprendido. Y es que en ocasiones llega el momento de dejar de subvencionar un sector que ha dejado de ser competitivo, porque lastra la economía de un pais e impide la propia solución del problema. Hay que dejar que el propio sector se ajuste a los nuevos tiempos, que encuentre su hueco si es que lo tiene, y que este no sea en los Presupuestos Generales. Siempre hay soluciones, lo que pasa es que requieren esfuerzo, imaginación y lucha.

Voy a poner como ejemplo dos pequeñas muestras que he conocido en un sector cercano al mencionado. Y es de las zapaterías infantiles. Un sector que debe competir con el comercio por internet, las grandes superficies, la baja natalidad, las guerras de precios, el armaggeddon, etc...Como vemos todo el mundo tiene derecho a llorar: pero algunos hacen algo más. Y ya hemos hablado de ello con anterioridad, pero alguno podría decir que son recursos al alcance de los grandes. * Andrés, en su blog Marca Personal (muy recomendable) nos muestra como una zapatería infantil normal puede sacarse de la mano un señuelo fantástico. Unos monitores de televisión que constantemente emiten películas infantiles. Me ha gustado mucho esa expresión de tótem. Casi tanto como la genial idea de atraer a los niños, y a la vez calmarlos, retenerlos en el local (o más bien en el pasillo). Vamos, puro marketing de guerrilla.

  • Por otro lado el caso de una pequeña zapatería céntrica, con un local muy muy normalito, en una gran ciudad. A simple vista no hay nada que llame la atención desde el escaparate, los precios son medio-altos y no hay ofertas visibles pero sistemáticamente se repiten las colas por entrar. Para evitar más colas, no le voy a a dar una publicidad que no necesita. ¿Cuál es la causa de su éxito? Cuentan con un surtido amplio, muy amplio, quizás el más amplio que conozca. De hecho los modelos de zapatos se agolpan abigarradamente en el escaparate, sin mucho gusto. Pero los padres saben que lo no encuentren ahí difícilmente lo hallaran en otro lugar. En una sola visita resuelven el asunto, y eso, arrastrando niños es mucho decir. Y una vez consigues entrar en el establecimiento, es obvio que no te vas sin los zapatos (es raro aquel que no compra). Incluso diría que la propia cola es un factor de reclamo, de atención. Todo un exito desde hace mucho, mucho tiempo.

Como guiño para Andrés, y para los que conozcan el local, diré que cuenta también con un elemento de atracción para los niños al fondo del local. Han integrado dos caballitos de tiovivo, con sus correspondientes barras y movimientos. A estos niños también les cuesta salir de la tienda. Y a muchos padres también, por los recuerdos que nos traen.

Foto por iometria.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio