El retiro y la deuda, hay que cuadrar los números

Sigue a El Blog Salmón

economist-years-of-retirement.JPG

Ayer en el Congreso de Diputados del parlamente español, el Ministro de Trabajo compareció para hablar de varios temas y el que más llamó la atención, y que le mantuvo atado hasta bien entrada la noche, fue el tema del retiro y de las pensiones.

Muchos critican, incluso comentarios en estas páginas que, en un entorno actual difícil, se está dedicando tiempo a un problema potencial que no nos tocará en varios años, aunque cuántos años está bajo debate. Dicen que hay crisis y toda la atención y todos los esfuerzos se deben enfocar en resolver ese problema y preocuparnos de los problemas que vendrán más tarde.

Es verdad que el problema de la insostenibilidad de las pensiones, de la reducción futura de la fuerza laboral, del aumento del número de jubilados y del aumento en el periodo de su jubilación, son temas que vendrán en el futuro. No obstante, como vemos en el gráfico, son elementos que vendrán seguro. Lo que no es verdad es que sabemos cuándo llegarán estos elementos ni tampoco es verdad que se debe esperar.

Como ya he dicho en estas páginas, los cambios que nos impactarán son inevitables y seguros:

...vemos dos impactos demográficos importantes, primero, la baja natalidad y, segundo, la longevidad. Estos dos elementos son los motores del envejecimiento de las poblaciones en los países ricos.

Hoy mismo estamos impactando nuestro futuro económico de forma negativa e importante con las medidas que se están siguiendo para intentar resolver los problemas de hoy, la crisis. Los repetidos gastos estatales billonarios están cargando a los países con niveles de deuda que serán generacionales y que exigirán soluciones generacionales, igual que el tema de las pensiones para los retirados del futuro.

Dicen que dijo Benjamin Franklin que es señal de locura cuando el humano repite los mismos experimentos sin cambio esperando distintos resultados. Sin embargo, en la reacción a la crisis, seguimos repitendo el mismo experimento fracasado para sacarnos de la crisis, el despilfarro billonario indiscriminado.

Un resultado de este continuado despilfarro billonario indiscriminado lo tenemos claro, que genera altos déficits públicos y creciente deuda estatal. Culpar a los ‘mercados’ por exigir más rentabilidad a países que quieren su dinero, países que están cada vez más inseguros en términos de su crédito, es matar al mensajero.

He hablado mucho en estas páginas de lo que deben hacer los gobiernos, y todo en dirección de reducir el peso del gobierno en la economía real, de entorpecer menos, de reducir obstáculos y rigideces al labor empresarial y del enfoque en lo fundamental, la educación. Temas estratégicos no tácticos.

Para crear empleo, riqueza, salarios y productividad, ya están las empresas, sus directivos y sus empleados. Los politicos no pintan nada ahí metidos. Hace más de cuatro años que estoy hablando en estas páginas de la importancia del labor empresarial y de la falta de aportación de los gobiernos. Seguimos esperando.

Ayer mi compañero, Remo, nos comentó que el presidente del gobierno de España ha anunciado medidas, algunas de las cuales van a ayudar a los empresarios. Algo es algo que anuncien mejoras aunque, como dice Remo, mejor esperar a ver los detalles antes de alabar cualquier medida.

Vía | Economist (en inglés)
En El Blog Salmón | Zapatero anuncia un nuevo paquete de medidas económicas bastante liberalizadoras, Los cambios demográficos impactarán el futuro y El mejor país para iniciar un negocio – Doing Business 2011

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios