Publicidad

Las corporaciones de 2020 no son como imaginaban los escritores cyberpunk

Las corporaciones de 2020 no son como imaginaban los escritores cyberpunk
12 comentarios

Cyberpunk o ciberpunk es un subgénero de la ciencia ficción que se suele determinar por una serie de características relacionadas con la estética y la temática a partir de ciertas obras de los años 70 y 80 del siglo XX. Existen muchas películas, libros, juegos de ordenador, etc de temática Cyberpunk. Un tema habitual suelen ser las grandes corporaciones que dominan el mundo. No obstante, por muy interesantes y atractivas que nos puedan parecer, estas corporaciones se parecen muy poco a las que podamos encontrar en la realidad.

Es normal, los escritores de ciencia ficción no suelen tener un MBA o estudios empresariales, sino que simplemente imaginan mundos en los que los distintos actores entran dentro de una cierta visión del futuro y de la historia que quieren contar, eso hace que las empresas de la ciencia ficción no son capaces de pasar por una óptica empresarial moderna. Que en cuanto uno estudia un poco, se da cuenta que tiene poco sentido.

Conglomerados que fabrican casi todo

33068624263_54b1ef4283_o.jpg

En la película Robocop la empresa malvada es OmniCorp, una empresa que fabrica todo lo que podamos necesitar y que controla la ciudad de Detroit. Este modelo de una empresa que es capaz de fabricar y vender cualquier cosa que podamos necesitar,es el típico arquetipo de la corporación cyberpunk. También es el caso de E-Corp en la serie Mr Robot sería parecido. La empresa produce comida, teléfonos móviles, tiene un banco, hospiaales, etc. Parece imposible escapar de sus tentáculos si queremos consumir.

Este modelo empresarial está inspirado en los grupos industriales japoneses (Zaibatsu y Keiretsu) o coreanos (Chaebol), pero en la práctica las empresas de hoy en día no suelen funcionar así.

Una de las lecciones típicas de las escuelas de negocios es que las empresas deben centrarse en su ventaja competitiva y en el segmento de la cadena de valor en el que mejor pueden aportar. De modo que una empresa puede ser muy buena fabricando componentes electrónicos, como es el caso de Intel, pero aunque el corazón y elemento más imprescindible de empresa se dedique a montar el ordenador completo y a vendérselo al consumidor.

Rascacielos impresionantes y fortificados

26311561233_70820f5c47_o.jpg

¿No vemos siempre decenas de rascacielos en casi cualquier película de este género? En lo más alto del rascacielos siempre está el CEO de la empresa que planea algo malvado con el que ejecutar. En todo el rascacielos tenemos miles de personas que trabajan para la empresa, que es la única que ocupa el edificio. Además estos rascacielos están fortificados, un pequeño ejército siempre está listo para tomar el edificio cuando los héroes de la película se introducen a robar información o liberar a un amigo. Un ejemplo serían las Torres Arasaka del juego de rol Cyberpunk 2020 (sobre el que se lanzará el futuro juego de ordenador Cyberpunk 2077).

La realidad es que muchas grandes empresas suelen elegir oficinas a las afueras de las ciudades en instalaciones construidas ad-hoc o aprovechando parques empresariales compartidos con otras empresas. Además muchas veces en los rascacielos, aunque estén acompañados del logo de la empresa que ocupa mayor superficie del mismo, esta empresa sólo ocupa unas pocas plantas, siendo el resto de plantas ocupadas por empresas que se dedican a otra actividad, o incluso por su competencia.

Adicionalmente, aunque es posible contratar seguridad, muchas empresas apenas pasan de una alarma normal o un controlador de accesos contratado en la puerta. Obviamente existen excepciones, como es el Parque Joyero de Córdoba (donde la seguridad es muy alta debido a la sensibilidad del material con el que se trata) o de instalaciones donde se trabaja fabrica con productos más caros.

Tropas, guerras y misiones secretas

3750994825_e27780112b_o.jpg

Si la corporación es capaz de fabricar de todo, lo más probable es que tenga fábricas, campos de cultivo, edificios en las ciudades, etc. Al final con todas estas instalaciones acaba siendo necesario protegerlas de otras corporaciones que intentan tomarlas por la fuerza o de indeseables que desean tomarlas. Eso hace que haya empresas que tienen auténticos ejércitos aparte de mercenarios freelance como Conroy de la novela de William Gibson conde Cero contratados para misiones específicas. Por supuesto dentro de estos mercenarios hay hackers o personas dedicadas al ciberespacio, como es el caso de la película Ready Player One donde operan los Sixers, contratados por la corporación rival.

En la práctica ni las empresas son tan grandes, y aunque suelen tener ciertas instalaciones con seguridad, esta suele estar limitada al control de pasos y a llamar a las fuerzas policiales, que también defienden la propiedad privada, cuando es necesario. El mundo de los negocios suele ser bastante más pacífico que en el mundo de Juez Dredd.

Adicionalmente muchas veces las empresas y sus visionarios líderes suelen tener una visión secreta detrás, como es el caso de Blade Runner 2049. En la práctica para muchas empresas simplemente les basta con llegar a generar un beneficio suficiente para que los accionistas mantengan a la cúpula directiva, sin preocuparse de mucho más que de cómo va a evolucionar la industria a la que pertenecen en los próximos dos o tres años para seguir manteniendo su puesto.

Pregunta a los lectores ¿qué más cosas ven en las empresas de ciencia ficción que no les encajan en la vida real?

En El Blog Salmón | Los ciber-punks de los 90 llevaban razón: se demuestra que la erosión de nuestras Socioeconomías y democracias va acabando con todo

Imagen | Andrew Milligan sumo

Imagen | sagesolar

Imagen | Davide Gabino (aka Stròlic Furlàn)
Imagen | Debs (ò‿ó)♪

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios