Publicidad

Algunos países de la Unión Europea han preparado un plan fiscal contra el coronavirus, ¿España lo necesita?

Algunos países de la Unión Europea han preparado un plan fiscal contra el coronavirus, ¿España lo necesita?
1 comentario
HOY SE HABLA DE

El coronavirus está afectando a los sectores de consumo y a los exportaciones de los principales motores de la economía mundial, por tanto, muchos de estos países han tomado la iniciativa en la aplicación de medidas.

Estas medidas van dirigidas a potenciar el consumo y el comercio exterior a través de disminuir aranceles y los impuestos indirectos, y así que la economía de muchos países no se quede estancada.

En España no se ha tenido en cuenta el efecto del coronavirus en el consumo

España, como le pasa la mayoría de veces, se ha quedado retrasada en la toma de decisiones que potencien el consumo que ya han tomado muchos de los países que se han detectado diferentes casos de coronavirus.

El gigante asiático, claramente con muchísimos más casos de coronavirus que en España, ya ha tomado medidas para que no se paralicen sus exportaciones y no afecte al suministro de bienes de primera necesidad entre su población.

A España le pilla sin margen de maniobra, lo que va a suponer difícil aplicar políticas fiscales que puedan contener los efectos a corto plazo. La economía de España con un déficit público sobre el 2,5 por ciento y una deuda público alrededor del 95,5 por ciento, se ve en una difícil situación y con muy poco margen de actuación.

¿Cómo se debe tratar la economía del país enfermo de coronavirus?

Para plantearse cualquier medida, primero tenemos que pensar en qué intervenciones se deben realizar, por tanto, lo primero que se debe definir es qué tipo de efecto económico puede tener una epidemia de un virus en un país en concreto.

A nivel económico, debemos considerar que es un duro golpe, y claramente este golpe es negativo para la demanda de los consumidores. El siguiente paso es considerar como podemos tratar, considerando el país un enfermo, y qué le podemos recetar lo siguiente:

  • Políticas que potencien la demanda.
  • Políticas de reducción fiscal.
  • Establecer políticas monetarias a través de poner más dinero en circulación y conseguir que el precio del dinero sea más bajo.
  • Establecer políticas cambiarias a través de la eliminación de aranceles para el comercio.

Por otra parte, se puede observar que están haciendo el resto de economías que tienen casos de coronavirus, y están utilizando sus políticas fiscales para potenciar el consumo.

Las economías europeas están inyectando a los mercados más de 48 mil millones de euros, a través de exenciones fiscales, suspensión de aranceles o reduciendo de costes sociales, según datos de Bloomberg.

A esto se le debe sumar las diferentes acciones que está realizando la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) con la inyección de liquidez en los mercados y específicamente a corto plazo.

La rebaja de aranceles y los impuestos indirectos son las políticas de efecto inmediato

Estos efectos negativos son diferentes a otras causas como guerras, terremotos, inundaciones, tornados… ya que los efectos en la economía del país son imprevistos y afectan directamente a la demanda, ya que en el caso de la epidemias tienen una corta duración y no afectan a la oferta.

Cuando afecta a la oferta sus efectos son más difíciles de recomponer, ya que se sufre un deterioro en el capital físico o a nivel tecnológico, que además sigue afectando más a la demanda, a las infraestructuras (industria)…

En el país que le afecte una epidemia como el coronavirus, el gran perjudicado es el pequeño comercio y en España como en otros muchos países tiene un gran peso, y cuando más se alargue más graves serán las consecuencias, con efectos a corto plazo.

Debemos considerar que todas las políticas a la demanda no son igual de efectivas y que va a depender de la situación que se encuentre el país. En Europa y, más concretamente el Banco Central Europeo (BCE), se está analizando los efectos del coronavirus para determinar que política monetaria se tiene que aplicar.

Por tanto, se tienen que encontrar medidas que tengas efectos inmediatos en la economía del país. Existen dos herramientas principales esenciales de efectos inmediatas que son los aranceles y los impuestos indirectos.

La reducción de los aranceles permite un aumento de las transacciones y una disminución del valor de bienes y servicios, a parte que es fácil dar salida a los productos de las empresas del país que lo aplica. Esta solución la aplicó China en Febrero para asegurarse el suministro de bienes de primera necesidad para sus ciudadanos.

Por otra parte, no encontramos a los impuestos indirectos. Si reducimos los impuestos indirectos tiene efecto inmediato en la compraventa de productos, ya que tienen efectos a corto plazo.

En El Blog Salmón | El teletrabajo y el coronavirus, las empresas españolas poco o nada preparadas para que sus empleados trabajen desde casa

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios