Publicidad

Tratamiento de choque contra el coronavirus: La Fed baja tipos de interés

Tratamiento de choque contra el coronavirus: La Fed baja tipos de interés
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer, la Reserva Federal de los Estados Unidos actuó de manera contundente para tratar de proteger la mayor economía del mundo frente a los impactos potenciales económicos vinculados al coronavirus. Por ello, impulsó una bajada de tipos de interés muy superior a la prevista por los analistas.

Si anteriormente el presidente de la Reserva Federal, Jeremy Powell, apuntaba a la fortaleza de la primera economía del mundo, ayer señaló específicamente que la propagación del virus había causado una alteración material en las perspectivas de crecimiento del banco central estadounidense y, en consecuencia, se justificaba la rebaja de tipos.

Estamos hablando de una rebaja de 50 puntos básicos pasando de unos tipos de interés del 1,75% al 1,25% fijado actualmente. Llama específicamente la atención que el recorte no haya sido de 25 puntos básicos sino de 50, lo que nos da entender la fuerte preocupación existente desde la autoridad monetaria estadounidense.

Tipos Feddd

Si examinamos las rebajas de tipos de interés realizadas desde agosto del año anterior, todas ellas han venido referenciadas por un recorte de 25 puntos básicos, para tratar de paliar los riesgos económicos derivados de la guerra comercial.

Reacción de los mercados

Pudiera parecer que esta rebaja de tipos de interés daría alas a las bolsas, y más ante la contundencia de esta rebaja, pero lo cierto es que ayer los tres principales índices bursátiles estadounidenses cerraron alrededor de un 3% por debajo de los cierres del lunes, siendo el tecnológico el principal sector en pérdidas (-3,76%).

Sppppppp

Y es que el mensaje que ha trasladado la Reserva Federal es de una fuerte preocupación por lo que los números rojos se están extendiendo por todo el mundo. Es más, en la sesión de ayer veíamos que inicialmente las bolsas estadounidenses estaban avanzando un 1% y la decisión de la Fed motivó un cambio de expectativas.

El mercado simplemente está descontando a precios presentes una revisión a la baja los flujos de caja esperados para las cotizadas. De ahí que las aerolíneas hayan sufrido especialmente, desde que el coronavirus se extendió a Europa, British Airways e Iberia, propietarias de IAG, Ryanair y Easyjet cancelaron cientos de vuelos, impactando negativamente a las estimaciones de resultados para 2020.

Aerolineas

Por otro lado, tenemos la renta fija. La rentabilidad del bono del Tesoro estadounidense 10 años cayó ayer por primera vez por debajo de la cuota del 1%. La razón que subyace a este comportamiento es que los inversores están buscando la seguridad de la deuda estadounidense bajo el patrón dólar y que, en conjunción al resto de bancos centrales, se pretende incentivar el riesgo haciendo menos atractivo el activo refugio por excelencia. Para ponernos en contexto, en noviembre de 2018, la rentabilidad del bono había escalado hasta el 3,23%.

Bono Eeuuu

La Fed se queda sin balas para la próxima crisis

Puede parecer que actuar de manera repentina contra el coronavirus por parte de la Reserva Federal, es una medida correcta, porque es una manera de transmitir confianza a los mercados financieros y combatir la fuerte volatilidad ocasionada en la semana anterior.

Sin embargo, si repasamos el reciente histórico de la política monetaria de la Fed, observamos que desde octubre de 2018 se han producido unos cambios a tener en cuenta sobre la visión de mercado de la principal autoridad monetaria a nivel global. De ahí se extrae la fuerte bajada de la rentabilidad de la deuda estadounidense que hemos visto.

Si recordamos, inicialmente, la Reserva Federal andaba subiendo tipos de interés y proclamaba una normalización de los tipos de interés, lo que llevó a fuertes caídas a partir de octubre de 2018 que fueron extendidas hasta diciembre de ese mismo año.

A partir de ese momento, y entrado 2019, la Reserva Federal empezó a suavizar su postura... La normalización ya no era el objetivo sino mantener los tipos de interés que salían logrado, pero más adelante está visión quedo rezagada ante una visión más pesimista por factores geopolíticos como pudieran ser especialmente la guerra comercial entre Estados Unidos y China que dañaba el crecimiento global.

A partir de entonces, hemos visto diferentes recortes de tipos de interés con el único objetivo de mantener las cotizaciones a flote, sin que ello tenga especial respuesta al nivel de fundamentos de las empresas cotizadas en el selectivo bursátil de la renta variable estadounidense.

No nos debería sorprender que con estas medidas, el año pasado vimos una subida fuerte en las bolsas. En particular la estadounidense ofreció a los inversores una rentabilidad del 31,86%, la mayor subida anual desde la gran crisis.

Todos esos recortes de tipos de interés que se están haciendo en la actualidad o en el pasado más cercano, es una munición que se está perdiendo para hacer frente a la próxima crisis y que la Reserva Federal no tendrá capacidad de actuación para hacer más barato el dinero a corto plazo y combatir una reversión del escenario.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios