Publicidad

El teletrabajo y el coronavirus, las empresas españolas poco o nada preparadas para que sus empleados trabajen desde casa

El teletrabajo y el coronavirus, las empresas españolas poco o nada preparadas para que sus empleados trabajen desde casa
1 comentario

Publicidad

Publicidad

La crisis por el coronavirus está forzando a muchas empresas a enviar a sus trabajadores a casa y que estos realicen sus funciones a través del teletrabajo. Estas empresas están empezando herramientas como el Slack, Asana o Google Hangouts para que sus empleados se puedan comunicar entre ellos de forma telemática.

Por el riesgo del contagio del coronavirus, las empresas prefieren que sus trabajadores trabajen desde casa durante algunas semanas.

Claramente las grandes empresas están mejor adaptadas que otro tipo de empresas que no están acostumbradas a tener herramientas de trabajo telemático. Además, España impera la ley del presentismo.

El 3% de los trabajadores españoles hacen teletrabajo

Dentro de las recomendaciones que ha hecho el Ministerio de Trabajo, una de la que más ha destacado es el teletrabajo como una medida para que los trabajadores puedan desempeñar su actividad.

Para aquellas empresas que no lo tienen implantado dentro de su forma de trabajar, el Ministerio de Trabajo indica que es una medida temporal y extraordinaria, que en ningún caso supone que los trabajadores tengan que poner los medios, sino que es obligación de la empresa.

No todas las empresas españolas están preparadas ni tampoco forma parte de su forma de trabajar. Sólo el 3 por ciento de los españoles trabajan de forma remota, mientras que en los países nórdicos lo hacen hasta el 25 por ciento de los trabajadores.

El 19 por ciento de los trabajadores se podrían acoger algún día al teletrabajo sin que esto afectará a su rendimiento ni a su productividad, según datos del Eurostat.

El teletrabajo lo aplican las multinacionales o la formación online

El teletrabajo en España no es una opción y lo suelen aplicar las multinacionales para sus trabajadores. En una cultura del presentismo como la española se requiere una negociación entre empresa y los empleados.

En sector como el educativo, y más concretamente la formación online, llevan bastantes años utilizando el teletrabajo, pero tienen bien marcados el horario del trabajador, las tareas que debe realizar y el derecho a la desconexión.

Claramente, en España las posibilidades que ofrece el teletrabajo a los empleados no están suficientemente exploradas y podría ser beneficioso para las empresas, ya que los empleados o empleadas podrían tener una mayor conciliación familiar.

En España hay un vacío legal en el tema del teletrabajo, ya que como he comentado prima el presentismo laboral. En la reforma laboral de 2012, el Gobierno del PP quiso impulsar está forma de trabajar, pero el duro golpe de la crisis les hizo desistir.

El Gobierno de coalición ha mostrado interés por regularlo, pero sin asumir ningún compromiso específico.

El coronavirus da pie a reflexionar sobre el teletrabajo a las empresas

En estos momentos con los avances tecnológicos el teletrabajo es una opción más que viable, que cada vez más los trabajadores lo ven con mejor cara. Es decir, la tecnología ayuda a que diferentes sectores puedan pensar en el teletrabajo como una forma de trabajar viable.

España parte de una situación pésima en temas de teletrabajo. De un día para otro es difícil cambiar la manera de trabajar de las empresas, y más si se les comenta que lo tienen que realizar a distancia, aunque existan los medios para hacerlo.

Cada empresa debe pensar si es una posibilidad viable, por mucho que el coronavirus esté forzando a que los trabajadores se queden en casa. El cambio de mentalidad es uno de los grandes problemas que se encuentran empresas con gerentes del siglo pasado.

España está en un momento inmejorable para que los empresarios, trabajadores, sindicatos y el Gobierno se sienten y hablen sobre la posibilidad que existe del teletrabajo.

Existen grandes beneficios para las empresas a la hora implantar el teletrabajo:

  • Reducción de costes, ya que permite disminuir los costes de las infraestructuras de las oficinas al poder ahorrar espacio para trabajar.
  • Mejores candidatos a la hora de realizar procesos de selección, ya que permite conectar con más candidatos al poder realizar trabajos a distancia.
  • Disminuir el absentismo laboral, ya que el teletrabajo permite que el trabajador tenga una disposición horaria para gestionar su trabajo en beneficio de la conciliación laboral.
  • Retención del talente, ya que el teletrabajo permite fidelizar a los profesionales más exigentes que valoran esta forma de trabajar como una mejora de su calidad de vida.
  • Mejora de los objetivos, ya que el objetivo se vuelve el eje central del valor de la gestión del tiempo.

En El Blog Salmón | Llegan las protestas de los trabajadores chinos, toda la información

Imagen | Flickr

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios