Compartir
Publicidad
Publicidad

Como una ola

Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Mucho se habla de la canción del verano, y con causa, ya que suelen ser fenómenos cuando menos surrealistas y dados a la sorpresa, aromas musicales de pachanga para noches de fiestas populares. Pero no debemos olvidar otro suceso que suele darse en plena canícula: el spot publicitario del verano. Yo ya tengo mi candidato: la ONCE con Como una ola.

Supongo que todos habréis visto el spot, marchosillo, con esa versión de la canción que inmortalizó Rocío Jurado. Como una ola, como una ola la pasta entró en mi vida. Y mientras lo veo, mientras contemplo las imágenes de la alegre clase media surfera, me doy cuenta de que no hemos aprendido, de que el tema resume perfectamente nuestro pasado inmediato, nuestro pasado imperfecto.

  • Como una ola el crédito entro en nuestras vidas. España ha vivido un periodo inusualmente amplio de crédito fácil y barato. Y esa ola crediticia, como es bien sabido, lo que hizo fue elevar sobre su lomo el precio de los activos, que crecen como la espuma. Como la espuma de una ola.

  • El español medio no siente, en general, pasión por su trabajo. Aquí lo que se quiere es hacer pasta rápida y no dar un palo al agua. El profesional, el empresario que se deja los cuernos, el trabajador esforzado, todos esos son unos pringados. Aquí se adora al espabilado, al que miente, al que es un pillo, al del negociete, al que vive de vacaciones permanentes. Aquí se adora el pelotazo. Aquí todo el mundo quiere surfear sobra esa ola del éxito fácil. Remar es de tontos.

  • A todos ellos, al que canta, a su hermano Nacho, a la tía Emilia, conviene recordarles que siempre hay que tener cuidado con las olas. A algunos les caen encima y les chafa, ya que carecen de fortaleza para soportarlas (que se lo digan por ejemplo a aquellos que han sido incapaces de digerir un premio de lotería). Y toda, todas, sin excepción, tienen un efecto resaca poderoso, el mar te puede tragar, llevándote con el reflujo que se pierde. Que se lo digan a todos aquellos que el tsunami financiero se esta merendando como restos del naufragio.

Como una ola la pasta entró en tu vida. ¿Cómo crees que saldrá?

En El Blog Salmón | La última ola Más información | Empresario, enemigo público

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos