Tener el dinero en la cuenta parado y no invertir es perder dinero: el caso práctico del millón de pesetas en 1990

Tener el dinero en la cuenta parado y no invertir es perder dinero: el caso práctico del millón de pesetas en 1990
17 comentarios

¿Tienes el dinero en tu cuenta parado sin invertir? En ese caso estás perdiendo dinero, no sólo por las ganancias que no estás obteniendo, sino por la inflación que no para de limar poco a poco nuestros ahorros.

La inflación es ese aumento de precios que devalúa el poder adquisitivo del dinero. Se considera que un poco de inflación es sano, y en la Eurozona el objetivo del Banco Central Europeo es mantenerla por debajo del 2%. Pero aun así una inflación moderada es capaz de acabar con el poder adquisitivo de nuestros ahorros si los dejamos parados en el banco.

Un millón de pesetas en 1990

En 1990, un millón de pesetas (6010 euros de hoy en día) era una cantidad bastante respetable de dinero. Había caído el muro de Berlín, se desmoronaba la Unión Soviética y China hacía sus tímidos avances en el capitalismo. El Euro todavía no existía y la Unión Europea se llamaba Comunidad Europea. El Salario Mínimo interprofesional para mayores de 18 era de 300,57 euros (50.010 pesetas). Un trabajador que lo percibiera tenía entonces que trabajar 20 meses para haber ganado el millón de pesetas, antes de impuestos.

En 1990 el precio de la leche acordado entre patronal y ganaderos en Asturias era de 37 pesetas, con lo cual con un millón de pesetas se podían adquirir 27.027 litros de leche. Un billete de diez viajes en el metro de Madrid en 1990 se vendía por 410 pesetas, con el millón podíamos invitar a 24.930 personas a un viaje en metro.

En juguetes en 1990 el Fuerte de Playmobil (con el que yo jugaba de pequeño) se vendía por 3.995 pesetas (aunque he encontrado una oferta por 3.550) y el barco pirata por 4.705 pesetas. Es decir, en 1990 con un millón podíamos comprar aproximadamente 250 fuertes de playmobil o 210 barcos piratas.

En 1990 con un millón de pesetas se podían adquirir varios modelos de coches económicos. Por ejemplo el más barato que se vendía en España, el Seat Marbella se podía adquirir por 699.000 pesetas. Si queríamos un coche más grande, el Seat Ibiza se vendía por alrededor de 1.000.000 de pesetas y el primer Renault Clio se anunció por 1.323.000 pesetas, poco después surgió una versión más económica 200.000 pesetas más barata.

Un millón de pesetas en 2021

Seat Ibiza Segunda Mano
En 2021, con un millón de pesetas, si queremos un Seat Ibiza tendremos que ir al mercado de segunda mano

En 2021, 6010 euros siguen siendo una cantidad de dinero respetable, pero su poder adquistivo ha disminuido mucho. El salario mínimo de un trabajador es de 950 euros, con lo que con el millón de pesetas, equivale a 6,32 salarios mínimos. El precio de la leche se situó en 35 céntimos, por lo que con 6.010 euros compraríamos 17.171 litros de leche en el mercado asturiano a ganaderos. El precio de un billete de diez viajes en metro Madrid es de 11,20, con lo cual con el millón de pesetas tendremos sólo 5.366 viajes.

El fuerte de playmobil se vende por 59,99 en la web oficial, sin muñecos, por lo que en 2021 tendremos para sólo 100 fuertes, unos cuentos menos si lo queremos con soldados e indios. El barco pirata “calavera” de playmobil actual de 89,99 euros hace que con el millón de pesetas sólo podemos comprar 66 barcos piratas. Este si trae muñecos.

Respecto a coches, no hay ningún coche en España nuevo disponible por 6.010 euros, como sí lo había en 1990. Sí es cierto que podemos encontrar un Dacia Sandero por cerca de 9000 euros, 1.500.000 pesetas. No está mal., si recordamos es equivalente al precio al que se pasó a vender el Renault Clío en 1990.

¿Y si invertimos?

Seat Leon
Si invertimos, en 2021 puede que nos llegue a dar para comprar un Seat León (superior al Ibiza)

Supongamos que hubiéramos invertido estos 6010 euros al 4%. Hoy en día en los tipos de interés bajo nos puede parecer una cantidad alta, pero en 2012 los depósitos bancarios ofrecían incluso más. Además a partir de la entrada en el euro se multiplicaron las posibilidades de inversión. Según esta calculadora, un millón de pesetas en 1990 equivaldría a 12.814,46€, es decir invirtiendo a una rentabilidad inferior a la de la bolsa, habríamos ganado poder adquistivo.

En treinta años tendríamos 19.942 euros, aproximadamente. ¿Tenemos el mismo poder adquisitivo? Podríamos pagar también 20 salarios mínimos, 56.977 litros de leche asturiana a ganaderos, 17.805 viajes de metro, 332 fuertes de playmobil, 221 barcos piratas de la misma marca. Respecto a coches, podríamos encontrar no sólo el Seat Ibiza de 2021, que es mucho mejor, sino incluso el Seat León que es el segmento superior al Seat Ibiza.

Precios 1990 2021

Esta tabla muestra si hemos ganado o perdido poder adquisitivo, si no invertimos claramente hemos perdido poder adquistivo, si en cambio invertimos, salvo en el metro de Madrid, en 2021 podríamos comprar lo mismo o más que en 1990. Es cierto que no está considerado el factor del IRPF, pero estamos hablando del poder adquisitivo que tendría la inversión. Aún así, el IRPF aplicaría sólo a las ganancias, no al capital invertido. Tampoco estamos considerando el tiempo que tendríamos que dedicarle a mantener la inversión, pero desde que tenemos la banca online, este es muy poco.

Pregunta a los lectores, ¿han ganado o perdido poder adquisitivo desde 1990? ¿Podrían haber conseguido el mismo invirtiendo?

En El Blog Salmón | El coche eléctrico es la gran oportunidad que están viendo los fabricantes chinos para conquistar Europa y el mundo

Temas
Inicio