Compartir
Publicidad

29-S Huelga general: el día en el que todos ganaron y sólo perdió la sociedad

29-S Huelga general: el día en el que todos ganaron y sólo perdió la sociedad
Guardar
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Hoy es un día triste. Una huelga general no es motivo de alegría para nadie porque es un síntoma claro de que la economía y las relaciones entre los miembros de la sociedad no andan bien. La huelga de hoy es la huelga de las cifras, la huelga en la que a partir de mañana, los titulares de prensa nos van a presentar a todos los estamentos como victoriosos, en la que nadie reconocerá una derrota y en la que como en las noches electorales, cada cual va a sacar una lectura positiva.

Lectura positiva para el Gobierno, porque el pais ha estado de huelga pero no se ha parado completamente. No ha sido una día normal en absoluto, pero la movilización no ha tenido el éxito de convocatorias pasadas, tal y como ocurrió en las huelgas generales de los 80 o de los 90. Victoria también para los sindicatos, porque se las veían negras, y con mejores o peores artes, han conseguido paralizar parte de la industria, muchos transportes y que la propia movilización prevista haya trastocado los planes de muchos ciudadanos para hoy cambiando agendas. Y victoria para la oposición, dado que un gobierno que se le para un pais tiene un desgaste importante. En resumen, sólo pierden empresas, trabajadores y parados, es decir, esa sociedad a la que representan los victoriosos generales de la huelga.

Las empresas han visto cómo hoy no han operado con normalidad. Muchas de ellas, han tenido que cerrar sus puertas y no producir, no vender, parar la cadena genera pérdidas de mayor o menor cuantía. Pierden los trabajadores, aquellos que han protestado y han visto cómo hoy no van a cobrar su salario. Incluso aquellos que han trabajado y han tenido que aguantar los insultos de los que ejercen su derecho democrático a la huelga y crean piquetes informativos en los que le comunican “que son un trabajadores esquiroles y vendidos” entre otras lindezas, bloqueando sus accesos al trabajo.

Pero la mayor pérdida la tiene la sociedad global, porque esta huelga ha sido inútil. El Gobierno no va a rectificar la reforma laboral, que no contenta a nadie, ni empresarios ni trabajadores. Al igual que tampoco va a crear empleo a corto o medio plazo, por lo que los 4,5 millones de parados también siguen perdiendo. Pierde la economía de todos, porque una huelga general tiene un coste económico importante. Algunos lo sitúan en más de 4.000 millones de euros. Es posible que la cifra ande por ahí, muy difícil de cuantificar.

Pero lo que nos debe calar hondo es que el sistema no funciona en absoluto si los que alzan los dedos victoriosos en la huelga son los partidos políticos y sindicatos y quién realmente ha salido perjudicado de esta huelga general son los trabajadores, parados y empresarios. Si la sociedad es la que pierde y sus representantes los que ganan, algo funciona muy mal y ese algo, necesita un arreglo.

En El Blog Salmón | La huelga general será un fracaso, sólo el 17% la secundará, CCOO si sabe hacer publicidad de la huelga general
Imagen | Ferminius

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos