Compartir
Publicidad

Era cuestión de tiempo: Uber denuncia a España por la prohibición

Era cuestión de tiempo: Uber denuncia a España por la prohibición
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo hizo con Francia o con Alemania. Era cuestión de tiempo que Uber denunciara a España ante la Unión Europea por la prohibición de su servicio. Pese a su intento por diversificar con otros servicios alternativos iniciados en Barcelona, persigue alzar la voz contra esta decisión judicial.

El País adelanta la denuncia, en la que la clave, como ya comentamos hace tiempo aquí, está en delimitar la naturaleza del servicio de Uber. ¿Es un intermediario electrónico entre personas o es una empresa de transporte (de personas o de objetos)? Ellos alegan que son los primeros, pues se trata de "conexión entre personas que desean compartir su coche".

Sin embargo, esa definición es, cuando menos, difícil de sostener. No hay un acuerdo entre ambos usuarios respecto al trayecto (lo marca el cliente) o al precio del servicio (es una tarifa marcada por la empresa, que ingresa un 20% de comisión).

La realidad es que Uber ha dado el paso casi cuatro meses después de su prohibición. Y en su defensa, alega que la decisión tomada por el juez de lo Mercantil es discriminatoria y desproporcionada. Ahora debe ser Bruselas quien se pronuncie sobre ello. Ya en junio del año pasado se reclamó por parte de España que se aclarara la regulación. Nada más se supo.

Piden regulación

En paralelo, el director general de la compañía en Europa Occidental reclamaba en una entrevista en Cinco Días la puesta en marcha de una regulación, como se está haciendo en Estados Unidos o Bélgica, con la que dar carta de naturaleza a su servicio. "Claro que Uber quiere pagar impuestos", aseguraba.

En esa misma entrevista, el directivo confirmó que entre los territorios donde Uber estaba negociando esa regulación era Cataluña: "Luego está Cataluña en España, donde Uber participa en grupos de trabajo sobre la economía colaborativa organizados por el parlamento catalán".

En un comunicado oficial en diciembre, la compañía señalaba su respeto a la ley: "Mientras, apelamos a la sentencia y evaluamos nuevas opciones para dar a los españoles acceso a viajes seguros y cómodos". Pero también su intención final de lograr ese 'hueco legal': "Colaboraremos con políticos españoles para desarrollar el nuevo y necesario marco regulatorio para crear un espacio justo para Uber y la economía colaborativa".

En Xataka | Uber denuncia ante la UE que España protege el monopolio del taxi
En El Blog Salmón | Uber en España: Primero prohibir, ¿luego regular?, Tres conclusiones tras el nuevo anuncio de Uber para operar en España
Imagen | bfishadow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio