Compartir
Publicidad

La compañía de juegos Zynga o la historia de una caída sin frenos

La compañía de juegos Zynga o la historia de una caída sin frenos
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Salió a la palestra de la bolsa norteamericana allá por 2011. Cuando aún Facebook y Twitter tenían que vérselas con los fondos de inversión para recibir dinero con el que crecer y no con el parqué. Y en estos tres años, Zynga ha pasado de ser una gran promesa, a una máquina de generar pérdidas.

Un mes después de que se estrenara Groupon, otra historia marcada por la frustración, salía a escena. Como carta de presentación, su archiconocido 'Farmville' y 'Citiville', juegos sociales que eran disfrutados por los usuarios a través de la red social Facebook. Salía con un precio de 10 dólares y perdía un 5% de su precio de salida. Parecía premonitorio: en estos tres años, ha perdido el 75% de su valor.

Pero, ¿qué ha ocurrido en medio de todo esto? Principalmente, el surgimiento de un gran número de competidores en el segmento de juegos online. Y, además, un cambio de hábitos de los jugadores hacia el segmento de los móviles y no tanto en ordenadores de sobremesa o en plataformas sociales como la de Facebook.

El viraje ha pasado mucha factura a Zynga que, pese a los intentos de Mattrick por tratar de adaptarse (por primera vez, en el último trimestre los ingresos móviles sobrepasaron los procedentes de los juegos online de la red de Zuckerberg y de su propia web), no sabe lo que es presentar un balance anual sin números rojos desde su estreno bursátil.

  • En 2011, fueron 435 millones de dólares, frente a los 42 millones de ganancias de un año antes.
  • En 2012, los números rojos se redujeron hasta los 48 millones de dólares.
  • En 2013, las pérdidas alcanzaron los 25,2 millones de euros.
  • En el primer semestre del año 2014, las pérdidas suman 62 millones de dólares, cuatro veces más que un año antes.


Las previsiones no son, precisamente, mejores. A lo largo de la segunda mitad del año se espera un comportamiento similar. Y, para más inri, la compañía no espera lanzar todas sus novedades de juegos hasta principios del próximo año, posponiéndolo más de seis meses.

No saber reaccionar a tiempo a los cambios de la industria en la que te mueves puede ser un lastre insalvable. El caso de Zynga es un buen ejemplo. Su reinvención va a costar mucho más tiempo del esperado y, sobre todo, mucho más dinero.

En El Blog Salmón | Mattrick sale de Microsoft para tratar de salvar del naufragio a Zynga, Aquellos primeros pasos: ¿Cómo fueron las salidas a bolsa de las grandes redes sociales? Imagen |

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio