Compartir
Publicidad

La no-noticia de la inexistente OPA de AT&T sobre Telefónica desata pasiones políticas

La no-noticia de la inexistente OPA de AT&T sobre Telefónica desata pasiones políticas
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Basta con un broker haga correr un rumor y que un periódico se lo trague con el objetivo de dar la exclusiva del día para que se levanten las mejores pasiones en todos los sentidos. La no-noticia que ha publicado El Mundo es la supuesta OPA que AT&T habría estado dispuesta a lanzar sobre Telefónica a un valor de unos 70.000 millones de euros más la asunción de la deuda de la compañía, que ronda los 58.000 millones de euros.

Digo que esto es una no-notica porque Telefónica ya ha desmentido en la CNMV mediante hecho relevante que no existe ningún tipo de oferta por parte de nadie. La segunda no-noticia sería el hipotético bloqueo que habría realizado el Ejecutivo de Mariano Rajoy frente esta operación, dado que estaríamos hablando de la primera empresa española por volumen, trabajadores e importancia en el tejido económico español. En todo caso, al no existir la oferta como tal, la segunda parte de la información también es falsa. Aquí el debate que se abre es otro más profundo, que radica en la propiedad de la empresa, su ámbito de actuación y la facultad del Gobierno para paralizar esta maniobra. Es curioso que se impida un cambio de manos de Telefónica cuando realmente, la mayoría del capital de la propia Telefónica ya no corresponde a accionistas de referencia españoles, por el mero hecho que no se saben quiénes son los accionistas. BBVA, LA Caixa y BlackRock controlarían en torno al 17% de la compañía y si hacemos caso y nos creemos su informe de Gobierno corporativo, no existen accionistas de control o mayoritario.

Dentro de los 1,45 millones de accionistas que tiene la empresa, no se sabe con certeza si son nacionales o extranjeros o si existe alguno de ellos que haya tomado participación de control mediante sucesivas operaciones de compra de acciones, por lo que de entrada, se está protegiendo una marca sin un sentido claro.

Este Gobierno tiene la facultad de defender a capa y espada el libre mercado cuando habla de países como Bolivia, Argentina o Ecuador, pero cuando le tocan dentro de casa, se ve capacitado para sacar todo el arsenal legislativo y bloquear la operación que le parezca. Aunque no sea noticia real, no dudaría tampoco que el Gobierno bloqueara cualquier tipo de maniobra en este sentido.

Como ya comenté en su momento, el proceso de privatización de Telefónica tuvo un error importante, que fue la cesión simultánea de las infraestructuras y no dotar de una norma clara la liberalización del uso de las redes telefónicas. Partiendo de esa base, cualquier operación posterior que se haga, debe respetar la infraestructura de líneas y permitir mejor aún el acceso a otros operadores a las líneas de Telefónica para que puedan prestar el servicio.

Respecto el valor de la empresa en sí, recordemos que su mercado es mucho más importante que España y que su volumen de deuda tiene un nivel realmente elevado. No es la joya de la Corona y la mejor empresa que existe, siempre y cuando se abogue por una liberalización clara del uso de sus redes y que se eliminen completamente las trabas de esta empresa a la entrada de más operadores en el sector. Por todo lo demás, rumores, hasta que se confirme lo contrario.

En El Blog Salmón | Telefónica y sus despidos: algunos datos que quizá no conozcas y que justifican estas medidas, La extraña relación de Telefónica con los políticos españoles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio