Compartir
Publicidad
Publicidad

No es fácil valorar El Corte Inglés

No es fácil valorar El Corte Inglés
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que estamos viendo el desarrollo de esta telenovela judicial donde unos sobrinos del fundador de El Corte Inglés quieren vender 0,2% del capital total de la empresa, una parte de su participación total.

Como la empresa no está cotizada, no tiene una valoración pública ni un precio de sus acciones establecido. Por eso la empresa tiene la política de facilitar la liquidez de sus acciones con la compra a un precio fijado por la empresa. Este precio no fue aceptado para los vendedores.

Entre los €16,53 millones que ofrecía la empresa y los €40,6 millones que pedían los vendedores, estamos viendo un rango de valoración muy amplio de entre €8.265 millones y 20.300 millones respectivamente. Por eso la necesidad de un juez que les ponga de acuerdo.

La empresa ha seguido la práctica de valorar las acciones a valor libros, es decir, el valor contable del Balance, para la compra/venta de acciones en manos de sus directivos y quiere mantener esta misma valoración para todos los accionistas que quieren vender. Estos otros accionistas no aceptaban el valor libros como el correcto, y el juez tampoco. Como dice el juez:

...el valor de las acciones de El Corte Inglés es manifiestamente superior al que resulta del valor teórico contable...

No obstante, el juez tampoco ha aceptado el valor fijado por los hermanos, admitiendo que establecer el valor de la empresa no es nada fácil y que el no tiene por qué hacerlo. El juez no sólo es experto en leyes pero también acierta en su conclusión sobre la valoración.

Ya he hablado en estas páginas sobre cómo aproximarse a una valoración de este negocio y utilizar el valor en libros no es necesariamente la forma más próximada al valor real.

Por lo que se ve, las dos partes tienen varios rangos de valoraciones de distintos grupos y está claro que el juez sigue intentando forzar a las dos partes a llegar a un acuerdo consensuado, como ha pasado con otros accionistas de El Corte Inglés que han llegado a un acuerdo para vender.

Este es un caso donde se podría seguir el camino del Arbitraje, donde las dos partes aceptan un árbitro independiente para fijar una valoración independiente que las dos partes acepten. Seguro que el juez busca este tipo de conclusión.

Vía | El Mundo y El País En El Blog Salmón | El Corte Inglés se valora por sus flujos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos