Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Por qué Citibank desaparece de España?

¿Por qué Citibank desaparece de España?
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya tiempo comentamos que lo de Citibank España tenía mal color, y le dedicamos unas cuantas entradas al asunto. Hace unas semanas el asunto se ha confirmado, con el anuncio de la venta del negocio de consumo de Citibank, presuntamente a Banco Popular. ¿Por qué desaparece Citibank de España?

Aunque en un principio se le dieron vueltas al asunto, parece claro que en el paquete van incluidas la red de sucursales, con su negocio centrado actualmente en el segmento de banca personal, así como las tarjetas. Quedará sólo Citibank como sucursal del gigante americano para el negocio de banca de negocios y corporativa. Lo demás RIP.

Motivos de un fracaso (I)

¿Por qué Citibank España ha fracasado?, ¿ha sido el malvado proteccionismo español, una confabulación de la competencia bancaria española que ha impedido que despliegue todas sus bazas ? Va a ser que no.

Uno tiene la sensación de que nunca supieron de que iba el negocio bancario español, a lo que ayuda el hecho de que jamas se dignaron a tener como CEO en España a un primer espada nacional, captado de la competencia y que les facilitará las claves de la banca a la española (lo más parecido pudo llegar a ser Garay, que posteriormente se fue al Deustche Bank).

Así que a esta suerte de fuerte abandonado en el lejano este, al estilo del que habitaba Costner en Bailando con lobos, mandaban a gente de segunda fila a gestionar un negocio no estratégico, por el que no se apostaba, y que no daba más que disgustos. Estos máximos directivos de un negocio, en el que la inversión de la matriz se limitaba a consistir en tapar los agujeros allá donde los atípicos no llegaban, actuaban en muchas ocasiones como virreyes, dando lugar a sucesos de lo más chusco.

Además, y anticipándose a lo que está haciendo ahora mismo la banca española, Citibank se gestionaba a golpe de ocurrencia: ahora banca de consumo ordinaria, ahora banca personal, ahora se hacen empresas y luego no, apostamos por la banca privada pero no mucho tiempo, unas veces creemos en las franquicias y los agentes financieros y otras creamos redes multinivel de lo más cutre como Citisoluciones.

Motivos de un fracaso (II)

Daba la sensación de que pensaban que sólo con la marca iban a arrasar en un país con una bancarización precaria, como si fuésemos una suerte de Sudamérica segunda parte, y se toparon con un enemigo muy duro de pelar y unos usos y costumbres de la clientela que no acaban de entender. El resultado ya lo conocemos.

Por otro lado, Citibank era un fenómeno al menos a nivel nacional, ya que se daba la paradoja de que trabajaba mucha más gente en servicios centrales que en las propias redes comerciales, lo que es un auténtico despropósito elefantiásico, y signo de un mal que es capaz de detectar un niño de primaria. Ver la cuenta de resultados y llorar era todo uno.

De esta descompensación de la distribución de la plantilla había beneficiados, como por ejemplo los sindicatos, con un peso exagerado en la gestión del día a día del banco, al ser mucho más fácil sindicalizar un gran centro de trabajo que multitud de pequeños. Conviene recordar la relación de Citibank con algunos episodios oscuros en las relaciones laborales, con acusaciones entre sindicatos, algunas de caracter muy grave y al más alto nivel.

¿Y ahora qué?

Con todo esto, Citibank se mantenía fundamentalmente por un negocio de tarjetas revolving, sumamente rentable a la par que arriesgado y poco más. De hecho, parece ser que hasta que no se incluyo dicho negocio en la venta al Popular no parecía que se pudiese cerrar la operación. Otra cosa es que Popular vaya a aguantarlo, o quizás lo integre con el suyo propio de tarjetas de colectivos (por ejemplo Iberia) para acabe dándole el pase a un tercero y obtener plusvalías.

Por lo demás, Citibank apenas puede presumir de unas decenas de oficinas centradas en la comercialización de fondos de inversión y activos similares, entre una clientela de un nivel medio-alto, que habrá que ver si el Popular es capa de mantener.

El adiós del Citi parece haber sido la señal para que Barclays, una entidad que si apostó, y mucho, por el negocio español, que si tuvo una estrategia más sólida y mejores gestores, se plante salir también de nuestro país. Si para Citibank la situación era insostenible, indefendible, para Barclays parece que el riesgo asumido en España no se ve compensado por una rentabilidad que ni está ni se le espera, y es que entre todos se ha conseguido que el negocio bancario haya dejado de ser tal, aunque eso será objeto de otro post en un futuro no muy lejano.

Más información | El Citi no hacía Banca Universal En El Blog Salmón | ¿Qué es Citisoluciones - Primerica?, Citifinancial, Citisoluciones, la suerte está echada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos